Edgar Fonseca, editor

La Dirección General de Tributación Directa confirmó este jueves que investiga 46 casos de contribuyentes por presunta evasión por más de ¢600 millones en impuesto de la renta.

Entre las acciones que lleva adelante la Administración Tributaria a partir de la determinación de una serie de indicios está la fiscalización de 46 casos que muestran riesgos comunes y sobre los que se ya se han estimado impuestos evadidos por un monto superior a los ¢600 millones, correspondientes al impuesto sobre la renta, ratificó un reporte oficial. 

La investigación abarca el incremento patrimonial no justificado, la omisión de ingresos, préstamos falsos, donaciones injustificadas, uso de proveedores falsos, simulación de compras de bienes y servicios e ingreso por actividades inexistentes.

Tales son algunos de los indicios de riesgo que analiza Tributación como parte de sus planes de control a personas físicas y empresas, para enfrentar el fraude y la evasión de impuestos, añadieron.

Complejidad de maniobras

Según Tributación, la complejidad de algunas de estas maniobras implica coordinación con otras direcciones dentro del Ministerio de Hacienda y otras instituciones, como el Instituto Costarricense sobre Drogas, el Tribunal Supremo de Elecciones, Registro Público y las entidades bancarias.

“Esta metodología desarrollada sobre la base de un modelo integral de gestión de riesgos de cumplimiento tributario, permite determinar de manera efectiva patrones comunes entre contribuyentes registrados y ocultos, para evadir impuestos”, destacó Carlos Vargas, director general de Tributación.

Afirmó que el análisis de riesgos similares en todos los casos les ha llevado a encontrar diferentes maniobras que una vez probadas, les han permitido determinar importantes sumas de impuestos dejados de pagar e incluso, valorar la interposición de denuncias penales ante las autoridades judiciales.

El jerarca advirtió que durante los últimos meses del año la DGT reforzará la fiscalización “en calle” con las visitas a negocios para revisar el cumplimiento de deberes tributarios, con el objetivo de que los contribuyentes atiendan bien y en tiempo sus obligaciones tributarias.

En esas visitas, aclaró, las personas funcionarias no solicitarán información sobre contraseñas ni cuentas bancarias, tampoco plantearán arreglos de pago ni revisarán sistemas informáticos.

Vargas remarcó la importancia del apoyo de la población en la solicitud del comprobante de pago y en la denuncia a través de la plataforma Denuncie YA, disponible en www.hacienda.go.cr.