El director de la empresa ferroviaria ha culpado a un empleado por el desastre del tren que perdió el control y que ha dejado al menos 50 muertos.

Cincuenta personas han sido confirmadas muertas o se dan por muertas después de que un tren de carga fuera de control descarrilara y explotara en una ciudad de Canadá.

Veinte cuerpos ya han sido encontrados y los funcionarios están advirtiendo a las familias que las otras 30 personas desaparecidas se presumen muertas.

Un jefe de la empresa de trenes ha culpado a un empleado por no configurar correctamente los frenos.

Edward Burkhardt, director ejecutivo de Rail Mundial, hizo sus comentarios durante su primera visita a la ciudad de Quebec de Lac-Megantic.

Burkhardt, quien llegó con escolta de la policía, fue abucheado por los residentes enojados, dijo que el ingeniero del tren había sido suspendido sin goce de sueldo.

La policía dijo que hay un abanico de posibilidades y siguen siendo objeto de investigación, incluida la negligencia criminal.

Algunos funcionarios han planteado la posibilidad de que el tren fue manipulado antes del accidente.

 

 

Enhanced by Zemanta