¿Quién soy yo para juzgar a los gais? Con estas y otras desafiantes respuestas, su Santidad Francisco respondió de tú a tú a los 71 periodistas que le acompañaron en el vuelo trasatlántico de regreso a Roma tras su histórica primera gira a Brasil. Durante una hora y 20 minutos, el papa plantó cara a los periodistas que le preguntaron sin restricciones sobre agenda abierta. La corrupción en el banco del Vaticano, los Vatileaks, su relación con  Benedicto XVI, la ordenación de mujeres, sus prioridades de gestión, formaron parte del intenso intercambio con los reporteros, sorpresivo si se toma en cuenta que, hasta la semana pasada, se mencionaba que Francisco era reacio a las entrevistas de prensa por sentir tensión. “Papa Francisco volvió ayer a sorprender: durante el vuelo que lo llevaba de vuelta a Roma, contestó 20 preguntas de todo tipo , incluso de las más delicadas, sin rodeos ni formalismos. Después de su triunfal y agotador viaje de 7 días a Brasil, el primero de su pontificado, para la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), al cumplir la promesa hecha a la ida a los 71 periodistas del vuelo papal de que a la vuelta volvería y respondería preguntas, superó con creces cualquier expectativa. Media hora después de despegar de Río de Janeiro, apareció en la parte trasera del avión, donde se quedó, de pie, 1 hora y 20 minutos. Respondió a todo tipo de preguntas -desde el Vatileaks hasta la posición de la mujer en la Iglesia-, sin ningún problema, con humor, transparencia, inteligencia y sinceridad absoluta”, cuenta Elisabetta Piqué de La Nación de BuenosAires.Puro Periodismo recomienda este diálogo abierto, franco, directo de los comunicadores con una personalidad mundial; un gesto no acostumbrado en líderes públicos que brinda una llamativa perspectiva sobre el pensamiento y la posición del máximo jerarca de la iglesia Católica, según detalla la crónica del reportero Pablo Ordaz, enviado del diario El País de Madrid.

Leer más