El papa Francisco visita un hospital que trata la adicción al crack y la cocaína en Río de Janeiro, Brasil. Toma la oportunidad de hablar en contra de los movimientos hacia la legalización de las drogas que están adoptando los gobiernos de toda América Latina. Durante la visita, el papa da su primera misa fuera de Italia, con motivo del Día Mundial de la Juventud.

 

Enhanced by Zemanta