El joven colombiano Israel Hernández murió luego de que la policía le disparara con una pistola Taser (arma de electrochoque) cuando fue sorprendido pintando un graffiti en una pared de un local de cómida rápida de Miami, Florida, informaron las autoridades el jueves.

Sus padres han pedido una investigación independiente por lo que consideran un “acto de barbarie”.

Enhanced by Zemanta