Eso lo dicen los vecinos al asomarse a la costa y ver la colina de roca y fango que emergió tras el terremoto que sacudió a Pakistán el martes y que dejó más de 328 muertes, informa BBC Mundo. Con el tiempo y debido a la acción del mar, desaparecerá, dicen los expertos. El reportero local Baram Baloch supo la noticia a través de un mensaje de texto.”Decía que una colina había aparecido afuera de mi casa”. “Salí y me quedé estupefacto. Podía ver ese cuerpo gris y redondeado a la distancia, como una ballena gigante nadando cerca de la superficie. Cientos de personas se habían reunido para verlo.”

Leer más