Docenas de dignatarios y decenas de miles de ciudadanos participaron de las exequias públicas del desaparecido líder sudafricano Nelson Mandela en un estadio en Johannesburgo.  Este es el relato de la periodista Pumza Fihlani, desde el propio escenario de la celebración, en un estadio con capacidad para 95 mil espectadores:  “Le tomó a un hombre como Madiba liberar no sólo al prisionero, sino  al carcelero”, dijo el presidente de EE.UU., Barack Obama, en medio de una ovación de pie. Dijo que Nelson Mandela encarna el espíritu de “Ubuntu”, que significa “Yo soy porque tú eres”.

Miles desafiaron el clima inusualmente frío y la lluvia para presentar sus respetos al primer presidente negro del país en el estadio FNB en Soweto. Aquí es donde Mandela se dirigió a la nación el día de su liberación en 1990.

Las multitudes estaban de muy buen humor, pero se les pidió que se “comportaran” después de que abuchearon al presidente Jacob Zuma en varias ocasiones. A pesar de un comienzo difícil, el presidente Zuma pronunció su mensaje, en el que describió a Madiba “verdaderamente único en su clase”.

Dijo que Mandela era un hombre amable, pero tenía una lengua afilada, sobre todo cuando se trataba de algo en lo que él creía. Zuma se habrá sentido aliviado al escuchar algunos aplausos al final del discurso.

 

Leer más