Shirley Temple Black, la niña precoz y determinada con encantadores camanaces de la década de 1930 cantó y bailó tap en su camino hasta lo más  alto del estrellato y la fama en Hollywood. Como ningún otro niño ha alcanzado, murió este pasado lunes por la noche en su casa en Woodside,  California tenía 85 años.

.