Jill Abramson destituída abruptamente la semana anterior como editora ejecutiva del New York Times dijo en el acto de graduación de Wake Forest University en Winston-Salem, Carolina del Norte, que había sido un honor de su vida dirigir dicho diario, reporta Stepahnie Lamm del Poynter Institute.  Abramson no se refirió a las causas de su salida. El editor y presidente de la compañía Arthur Sulzberger Jr. sostiene que hubo problemas de Abramson en la conducción de la sala de redacción, particularmente con los altos mandos, que provocaron su súbita salida.

 

Leer más