El hospital Carlos III se ha visto obligado a contratar personal extra debido a la negativa de enfermeros de planta a atender a María Teresa Romero la paciente diagnosticada con el ébola, informa el diario El País. Añade: “En algunos casos, suplirán a profesionales de enfermería que se han negado a trabajar con enfermos de ébola alegando que las condiciones de seguridad no son las adecuadas. “Hay trabajadores que están renunciando a sus contratos para no tener que entrar”, asegura Elvira González, vicesecretaria provincial del Sindicato de Auxiliares de Enfermería (SAE). Según relata, hay enfermeros y técnicos de enfermería que han presentado formalmente su renuncia en la Consejería de Sanidad y otros que se han negado a atender enfermos de ébola en las condiciones actuales. En principio, un profesional sanitario está obligado a atender a cualquier enfermo, pero en este caso el hospital no está obligando a nadie a entrar, añade. “Ahora mismo, cuando está en cuestión si el traje es el correcto, si el protocolo es el correcto, un profesional sanitario podría acusar a la Administración de delito de salud pública si le obligan a trabajar en condiciones que no son las adecuadas”, explica. “Ni en la Consejería de Sanidad están seguros de la infalibilidad del protocolo y por eso no están obligando a nadie”, añade.

 

Leer más