Informa The Wall Street Journal en Español:  El secretario de Hacienda de México, Luis Videgaray, compró una casa de un prominente contratista del gobierno mexicano involucrado en las recientes acusaciones de tráfico de influencias que están sacudiendo al gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, según documentos públicos a los que tuvo acceso The Wall Street Journal.

Archivos de escrituras muestran que Videgaray, considerado por muchos como el cerebro detrás de las recientes reformas económicas de México, compró la casa ubicada en un exclusivo club de golf en las afueras del pueblo colonial de Malinalco, en el Estado de México, de Bienes Raíces H&G SA, según registros de la propiedad.

La compañía es propiedad de Juan Armando Hinojosa, según registros mercantiles. Las empresas de Hinojosa obtuvieron cientos de millones de dólares en contratos de obra pública durante el gestión de Peña Nieto como gobernador del Estado de México y ahora durante su actual mandato como presidente.

Videgaray no está acusado de ninguna ilegalidad, pero la transacción se suma a los aparentes conflictos de interés que han dañado la credibilidad y la popularidad de Peña Nieto en las últimas semanas después de llegar a la presidencia prometiendo una ruptura con las prácticas clientelistas por las que era conocido el Partido Revolucionario Institucional (PRI). También es una nueva muestra de los estrechos vínculos personales y de negocios entre el contratista y altos funcionarios del gobierno.

En una respuesta por escrito a preguntas de The Wall Street Journal, Videgaray afirmó que le compró la vivienda a Hinojosa en octubre de 2012, pocos meses antes de que Peña Nieto tomara posesión como presidente, el primero de diciembre. Para entonces, Videgaray era el candidato obvio para convertirse en el nuevo secretario de Hacienda.

Leer más