Crónica de enviados del diario El Nuevo Herald de Miami a Santiago de Cuba al cementerio Santa Ifigenia donde, según diversas fuentes consultadas, se prepara la tumba en que descansarían los restos del líder cubano Fidel Castro de cuya supuesta muerte corre la versión de boca en boca.

Los periodistas no firman la crónica porque las autoridades cubanas les negaron visas. Dice el informe del Nuevo Herald: “Las obras de remodelación del cementerio y sus alrededores han alimentado los rumores sobre la salud del ex gobernante y el sitio de su última morada. La elección de Santa Ifigenia, donde descansan los restos de una miríada de patriotas cubanos, y de Santiago de Cuba, ofrecería al gobierno cubano los símbolos para un último gran gesto que inscriba al Comandante para siempre en la historia de Cuba.

El proyecto contempla desde el remozamiento de los jardines del cementerio, al noroeste de la ciudad, hasta la reconstrucción de poco más de una milla de la vía que enlaza directamente el camposanto con la icónica Plaza de la Revolución de Santiago, donde se levanta el monumento al también líder independentista Antonio Maceo.

“Se está arreglando toda esta zona porque aquí [en Santa Ifigenia] estarán los restos de Fidel”, comentó un empleado del cementerio. “Pero todo eso todavía es secreto”.

Los rumores no son nada nuevo. Desde los años 80, ha habido reportes de que Castro estaba al borde de la muerte por un ataque al corazón, cáncer y hasta un derrame cerebral”.

 

Leer más