El periodismo no es para hacer amigos

327

La sentencia viene de Miguel Angel Bastenier, veterano cronista español y editor de El País, Madrid al analizar virtudes y defectos del ejercicio del oficio. Añade: “En otras palabras, el periodismo hace daño, aunque se adopten todas las precauciones posibles. Si alguien está acusado con verosimilitud y base legal de algo terrible, informamos de ello, pero si se demuestra posteriormente que aquella persona no era culpable de nada, por mucho que publiquemos la versión exculpatoria de las cosas, el mal ya está hecho. El periodismo no es, por todo ello, una profesión para hacer amigos, sino para estigmatizar enemigos, con todos los riesgos inherentes.”

Leer más