Francia adoptó severas regulaciones e intervenciones policiales en el rastreo de sospechosos de terroristas emanadas tras los atentados ejecutados por radicales islamistas en enero contra el semanario satírico Charlie Hebdo y un  supermercado judío en París que dejaron 17 muertos, informa el diario londinense The Guardian.

Grupos que promueven las libertades civiles temen que se vulneren severamente las comunicaciones individuales.

Añade The Guardian: “El Parlamento francés ha aprobado abrumadoramente nuevos poderes de vigilancia radical a raíz de los ataques terroristas en París en enero que mataron a 17 personas en la revista satírica Charlie Hebdo y un supermercado kosher en París.

El nuevo proyecto de ley, que permite a las agencias de inteligencia intervenir  los teléfonos y correos electrónicos sin solicitar el permiso de un juez, provocó protestas de grupos de derechos que afirman que sería legalizar métodos de vigilancia altamente intrusivos sin garantías para la libertad individual y la privacidad.

Los manifestantes de grupos de libertades civiles lanzaron una campaña de último recurso en contra del proyecto bajo el lema “24 horas antes de 1984 “, en referencia a la novela de George Orwell acerca de la vida bajo una dictadura que todo lo sabe. Grupos como Amnistía Internacional advirtieron de ” extremadamente grandes e intrusivos poderes” sin controles judiciales.

Leer más