La ausencia del más mínimo contacto del Papa Francisco con los opositores a la dictadura castrista durante su visita a Cuba es criticada en un editorial del diario La Prensa de Managua.

“La verdad es que se entiende que por el interés de la Iglesia en Cuba y de la diplomacia vaticana, y por la misericordia cristiana con todos los hombres, inclusive los peores, Francisco debe estrechar las manos de los hermanos Castro. Lo que no se puede entender es que no estreche las manos de las víctimas, de los perseguidos y oprimidos por la dictadura castrista”, dice el editorial.

Y añade: “El papa Francisco no solo debería agradecerle al régimen comunista que en su honor libere a presos comunes. También debería pedir —solo pedir, ni siquiera exigir— que todos los presos políticos y de conciencia —los que están en las mazmorras y los que mantienen en sus domicilios por cárcel— sean amnistiados y liberados”.

Aparte de celebrar el domingo una multitudinaria misa en la Plaza de la Revolución, Francisco sostuvo sendos encuentros con Fidel Castro y Raúl Castro, informan el sitio oficial del gobierno cubano Granma.cu.

 

Leer más