“Fue poco lo que pasó, considerando lo fuerte que fue”, comentaban testigos luego del terremoto de 8,4° Richter que sacudió a Illapel. Sin embargo, la ciudad amaneció enlutada: ahí se registró la primera de las 12 víctimas fatales -una aún sin identificar- contabilizadas oficialmente reseña un crónica del diario La Tercera de Santiago, Chile.

Añade: “Se trata de Lizeth Araya Silva (25), quien trabajaba como mesera en una fuente de soda de Illapel. En ese lugar se encontraba cuando se produjo el sismo y murió tras derrumbarse la cornisa de la entrada del local, llamado “Miel Canela”.

Según cita el diario El Mercurio, el terremoto y tsunami cobraron ya 13 vidas y hay seis desaparecidos. Además las autoridades informan de 1594 damnificados en la región de Coquimbo epicentro del desastre.

 

Leer más