El régimen de Daniel Ortega impone en Nicaragua restricciones al derecho de los ciudadanos a votar; obstáculos a la libertad de expresión y de prensa, incluyendo la intimidación del gobierno y el acoso de los periodistas y medios de comunicación independientes, así como una mayor restricción del acceso a la información pública, incluidas las estadísticas nacionales de las oficinas públicas, destaca el informe anual del Departamento de Estado de EE.UU., según el sitio Confidencial de Managua.

“En el afán del comandante Ortega para “promover la dominación de un solo partido”, el informe destaca que ha cometido “abusos significativos” de los derechos humanos: “detenciones policiales, detenciones arbitrarias de sospechosos, incluido el abuso durante el arresto”, añade Confidencial.

“Hubo duras condiciones de reclusión y que amenazan la vida con la detención preventiva arbitraria y prolongada; la discriminación contra las minorías étnicas y las personas indígenas y las comunidades”, agrega el informe. De igual manera abordan la ley de Seguridad Soberana que busca reprimir la protesta social y advierten de sus riesgos.”

“La represión en la Mina El Limón, en León, y en Chichigalpa son parte de los ejemplos mencionados por el Departamento de Estado” dice Confidencial.

 

Leer más