El bufete Mossack Fonseca, envuelto en el escándalo mundial de los “Panamá Papers”, fue  allanado ayer por la Fiscalía de Panamá, informaron medios de dicho país.

Según el diario La Estrella de Ciudad Panamá, tras la falta de colaboración durante una primera dilegencia, el fiscal Javier Caraballo, a cargo de los casos de delincuencia organizada del Ministerio Público, ordenó el allanamiento en busca de información de las oficinas centrales del despacho de abogados panameños Mossack Fonseka.

El Ministerio Público inició una investigación de oficio tras las denuncias periodísticas de la última semana.

La intervención la hizo la recién creada Fiscalía Segunda Especializada Contra la Delincuencia Organizada y de la Unidad Especializada en Delitos de Blanqueo de Capitales y Financiamiento de Terrorismo de Panamá, informó el diario La Prensa.

El Ministerio Público informó que personal de la firma no estaría “colaborando con el fiscal” en la inspección ocular a las oficinas, ubicadas en el área de Marbella. Estarían “dilatando” el proceso, se informó.
También intervinieron funcionarios del departamento de Informática Forense del Instituto de Medicina Legal así como personal de la sección de Análisis Financieros de la Dirección de Investigación Judicial (DIJ).

Leer más

AdemásInvestigadores fiscales de 28 países se reunirán en París este miércoles para iniciar una investigación internacional sin precedentes tras la publicación de los “Panamá Papers”, dice The Guardian de Londres.

Altos funcionarios de las autoridades fiscales de todo el mundo han dicho que tienen la intención de trabajar juntos para analizar la información revelada por los documentos, que han provocado la preocupación internacional por la industria “offshore”.