Dos niñas visitan la casa de una conocida mujer alcohólica, le infligen más de 100 heridas tras 7 horas de “tortura” y hasta envían fotos de su cara ensangrentada por Snapchat.
Son solo algunos de los escalofriantes detalles de un asesinato que ha dejado perplejos a los británicos, dados a conocer esta semana durante el juicio en el que las adolescentes fueron sentenciadas. Su condena: un mínimo de 15 años en prisión por tortura y asesinato, dice un informe de la BBC.
La brutalidad del asesinato y el hecho de que haya sido cometido por niñas de 13 y 14 años ha horrorizado al público británico.
“En mis 25 años de servicio, nunca había visto un asesinato tan brutal cometido por dos niñas”, señaló el agente policial Peter McPhillips.

 

Leer más