Un pasajero británico que viajaba en el vuelo de Egyptair secuestrado y obligado a aterrizar en Chipre se tomó un selfie con el secuestrador “para mantener el ánimo”, dice la revista Semana.

La imagen circuló rápidamente por las redes sociales, para “mantener el ánimo frente a la adversidad”, informan los medios del Reino Unido.

Entre los viajeros y miembros de la tripulación del avión secuestrado cuyo secuestrador simuló llevar adosado al cuerpo un cinturón con explosivos viajaban cuatro ciudadanos británicos.

En declaraciones publicadas por el tabloide The Sun, uno de esos pasajeros del Reino Unido y autor de la foto con el secuestrador, Ben Innes, explicó que al tomar la imagen simplemente trataba de “mantener el ánimo”.

Leer más