El expresidente de Panamá, Ricardo Martinelli, dijo no tener preocupación alguna por la solicitud de extradición que pesa sobre él, que gestiona la Cancillería de Panamá, a requerimiento de la Corte Suprema de Justicia, dentro del proceso por la interceptación de comunicaciones no autorizadas desde el Consejo de Seguridad Nacional, informa el diario La Prensa de Ciudad Panamá.

Martinelli presenció ayer en el Soldier Field de Chicago el partido en que la selección de Panamá cayó 5-0 ante Argentina.

“Feliz y contento” se declaró el expresidente Martinelli, cuando coincidió con varios periodistas deportivos panameños en el estadio, narra el reportero  Alexander Da Silva del diario.

“Eso es puro bullshit”, dijo el exgobernante, cuando los comunicadores le preguntaron sobre ese tema añade la prensa.

Descartó cualquier posibilidad de regresar a Panamá, ya que –según él- no se respeta el debido proceso “y lo único que funciona es la Constitución varelista”, según La Prensa.

A Martinelli, de quien se dice reside en Miami, se le acusa por la presunta comisión de los delitos de inviolabilidad del secreto y el derecho a la intimidad, peculado y peculado de uso, detalla el diario.

 

 

Leer más