El presidente de México, Enrique Peña Nieto, admitió que el empresario mexicano Ricardo Pierdant, radicado en Estados Unidos, pagó los casi 30,000 dólares en impuestos de 2013 del apartamento que su esposa, Angélica Rivera, tiene en una zona exclusiva del Sur de la Florida, destaca la cadena Univisión que destapó dicho pago la semana pasada.

“En una única ocasión, le pedimos, o le pidió mi esposa, que cubriera el impuesto predial correspondiente de ese año y que después le fuera reembolsado aquí en México”, dijo Peña Nieto en una entrevista con Joaquín López-Dóriga para el Canal 2 de Televisa, cita Univisión.

Esta afirmación –dice Univisión— muestra las incongruencias en algunas de las declaraciones realizadas inicialmente en este caso y a la vez vuelven a alimentar la controversia sobre tráfico de influencias. No en vano, la cantidad puesta por el empresario mexicano triplica el sueldo mensual del presidente.

En la entrevista exclusiva con Televisa, desde la residencia oficial de Los Pinos, Peña Nieto dijo: “Tengo claro que no llegué aquí para ganar una medalla por la popularidad”.

Ante el derrumbe de la popularidad de su gestión, como muestran las encuestas, el presidente aseguró que no está trabajando por ese reconocimiento, “estoy trabajando para asegurar que a México le vaya bien”, dice Televisa.

 

 

Leer más