James Nealon, embajador de EE.UU. en Honduras denunció la decisión del ejército de Honduras de dejar libre a un capitán sospechoso de narcotráfico que se negó a declarar contra un hermano del presidente, informan los diarios La Prensa y La Tribuna de ese país.

Según La Prensa, el capitán Santos Orellana Rodríguez participó de un operativo en la Mosquitia, Honduras, donde cayó un helicóptero cargado de droga, caso vinculado a un hermano del Presidente, Tony Hernández y al Ministro de Defensa de Honduras. “En ningún momento voy a declarar contra Hernández”, dijo el capitánOrellana Rodríguez.

El diario La Tribuna destacó que el capitán Orellana Rodríguez salió la tarde del lunes  del Cuartel General del Ejército, donde se “encontraba bajo custodia en investigación por supuestos vínculos con el narcotráfico”.

“Lamentable” reaccionó en su cuenta Twitter el embajador Nealon de EE.UU. tras trascender  esta información.

El 11 de octubre anterior –dice La Tribuna–  la embajada de Estados Unidos en Honduras, notificó que Orellana Rodríguez está bajo investigación, por presuntos vínculos en actividades de narcotráfico y corrupción.

La alerta de investigación sobre dicho militar se mantiene destacada en la  portada del sitio de la embajada de EE.UU. en Tegucigalpa, comprobó PuroPeriodismo.com.

El 7 de octubre la embajada también alertó sobre otras siete personas, entre ellas otro capitán del ejército sujetos de investigación por supuesto narcotráfico y corrupción.

La embajada señaló a  Carlos Alberto Maradiaga Izaguirre, capitán de las Fuerzas Armadas, Wilter Neptaly Blanco Ruiz, Evin Xaviel Reyes Peña, Oscar Aragón Evereth, Fredy Donaldo Mármol Vallejo, Faustino Murillo Chirino y   Johanna Martinez Dican, aka Casildo Suazo.

Según el informe, la embajada de EE.UU.  han conversado “personalmente” con algunos de los mencionados quienes han proporcionado “importante información” de la investigación en marcha.

Leer más