El Presidente de Honduras Juan Orlando Hernández negó la noche del lunesen una cadena nacional de televisión que haya privilegios para un hermano suyo diputado envuelto en un escándalo público por presuntos nexos delictivos, informan medios de dicho país.

Según el gobernante ni familiares, ni correligionarios, ni funcionarios o ciudadanos de otros países quedan al margen de su férrea posición en materia de corrupción, dice el diario La Prensa de San Pedro Sula.

“En este país nadie está por encima de la ley”, dijo el Presidente Hernández al referirse a versiones divulgadas por la prensa hondureña de la presunta vinculación de su hermano, el diputado Tony Hernández, en el caso de la intercepción de un helicóptero que cayó con droga en la Mosquitia, Caribe de Honduras.

El mandatario advirtió que las versiones trascendieron sin que se conozca acusación alguna en el país o en el exterior.

“Quiero reiterar a todos los hondureños que tal y como se hizo en el tema de los vinculados al caso del Seguro Social, el caso de Fabio Lobo, el caso del expresidente Rafael Leonardo Callejas, y en el caso de todas las personas que hasta ahora han sido extraditadas, así como los que hoy pagan sus condenas en la cárcel El Pozo, deben entender que en este país nadie está por encima de la ley”, insistió el gobernante.

Su reacción se produce tras  semanas agitadas en que el embajador de EE.UU. denunció a dos altos militares del ejército de Honduras por presunta conexión con el narcotráfico y la corrupción.

La embajada denunció a otras cinco personas, de quienes –aseguró–  le han brindado importante información sobre la investigación en marcha.

También trascendíó un atentado perpetrado por bandas criminales contra una camioneta blindada en que viajaban agentes antidrogas de EE.UU. y Honduras, hecho sobre el que prevalece hermetismo.

Nadie por encimad de la ley

“Nadie que haya sido señalado por la justicia ha tenido tiene o tendrá ningún tipo de concesiones o privilegios”, dijo el gobernante en la cadena de televisión.

“No vamos a permitir que se instale la idea errónea de que todos en este país somos corruptos”, ahondó el gobernante.

“En días pasados, el diputado Juan Antonio Hernández, mi hermano, dio la cara ante la opinión pública y dijo lo siguiente: “En cualquier caso para bien o para mal cada quien es responsable de sus actos”. Que invitaba a cualquier persona o autorifdad nacional o extranjera que si tiene pruebas en su contra que las presente y que está en la mejor disposición para facilitar cualquier investigación”, dijo el mandatario.

El presidente Hernández defendió, sin embargo, el derecho del debido proceso y de la presunción de inocencia.

 

Leer también: El Heraldo Nadie está por encima de la ley

Ver texto completo del Presidente Juan Orlando Hernández, La Tribuna