La multimillonaria operación de sobornos en tres continentes en que autoridades de EE.UU. involucran al gigante brasileño de la construcción, Odebrechet, “fue dirigida por los más altos niveles de la compañía, con los sobornos pagados a través de una compleja red de compañías de referencia, transacciones fuera de libro y cuentas bancarias off-shore”, dice el Departamento de Justicia.

EE.UU. la acusa de pagar sobornos por unos $788 millones.

Odebrecht confesó la gigantesca operación de sobornos y fue penada con $3.5 millones, la mayor sanción en la historia.

En Panamá, donde Odebrecht pagó sobornos por hasta $59 millones, reina pánico entre quienes temen puedan ser comprometidos por las revelaciones de 77 delatores premiados por la justicia de Brasil, dice un informe del diario La Prensa de Ciudad Panamá. Uno de los delatores operó en Panamá y reveló que un hijo del expresidente Ricardo Martinelli, quien está refugiado desde hace un año en Miami, recibió $ 1 millón de los sobornos.

Gigantesca red

Odebrecht y sus co-conspiradores –detalla el Departamento de Justicia— crearon y financiaron una elaborada y secreta estructura financiera dentro de la compañía que operaba para contabilizar y desembolsar pagos de soborno a funcionarios gubernamentales y partidos políticos extranjeros. Para 2006, el desarrollo y operación de esta estructura financiera secreta evolucionó de tal manera que Odebrecht estableció la “División de Operaciones Estructuradas”, que efectivamente funcionó como un departamento de sobornos independiente dentro de Odebrecht y sus entidades relacionadas”.

“Hasta aproximadamente el 2009, el jefe de la División de Operaciones Estructuradas informó a los más altos niveles dentro de Odebrecht, incluyendo para obtener autorización para aprobar pagos de sobornos. Después de 2009, esta responsabilidad fue delegada a ciertos líderes empresariales de la empresa en Brasil y en las otras jurisdicciones. Para ocultar sus actividades, la División de Operaciones Estructuradas utilizó un sistema de comunicaciones completamente separado y fuera de la red, que permitía a los miembros de la División de Operaciones Estructuradas comunicarse entre sí y con operadores financieros externos y otros co-conspiradores sobre los sobornos mediante seguro Correos electrónicos y mensajes instantáneos, utilizando nombres de código y contraseñas”, agregan las autoridades norteamericanas”, añade el Departamento de Justicia.

La unidad secreta

“Odebrecht y Braskem utilizaron una unidad de negocios de Odebrecht oculta pero en pleno funcionamiento -un ‘departamento de soborno’, por así decirlo, que sistemáticamente pagó cientos de millones de dólares a funcionarios corruptos de gobiernos de países de tres continentes”, dijo Sun-Hee Suh, fiscal federal asistente de EE.UU.

“Tales descarados actos imponen una fuerte respuesta por parte de las fuerzas del orden, y por medio de un fuerte esfuerzo con nuestros colegas en Brasil y Suiza, hemos visto justamente eso. Espero que la acción de hoy sirva de modelo para los esfuerzos futuros “, dijo el fiscal federal Robert L Capers.

“Estas resoluciones son el resultado de un esfuerzo multinacional extraordinario para identificar, investigar y enjuiciar un esquema de corrupción altamente complejo y duradero que resultó en el pago por parte de las compañías demandadas de cerca de mil millones de dólares en sobornos a funcionarios de todos los niveles del gobierno en muchos países “, dijo el fiscal federal Capers.

“En un intento de ocultar sus delitos, los acusados ​​usaron el sistema financiero global -incluyendo el sistema bancario en los Estados Unidos- para disfrazar la fuente y el desembolso de los pagos de soborno mediante el paso de fondos a través de una serie de compañías ficticias. El mensaje enviado por esta fiscalía es que los Estados Unidos, trabajando con sus socios del orden público en el exterior, no dudarán en responsabilizar a aquellas corporaciones e individuos que buscan enriquecerse a través de la corrupción de las funciones legítimas del gobierno, esquema.”

Pánico en Panamá

Un total de 77 funcionarios del gigante brasileño de la construcción Odebrecht, acusado por EE.UU. de montar un imperio de sobornos en tres continentes, figuran como delatores especiales ante la justicia brasileña, dice un informe del diario La Prensa de Ciudad Panamá titulado “¿Estoy en la lista de Odebrecht?”.

En Panamá, Odebrecht habría pagado sobornos por $59 millones, entre ellos $1 millón a un hijo, no identificado del expresidente de Panamá Ricardo Martinelli, quien guarda silencio en Miami adonde se refugió hace un año. Martinelli enfrenta acusaciones por supuestas anomalías con fondos públicos.

El temor que existe en muchos en Panamá –dice La Prensa– es si son mencionados por los delatores estrellas de Odebrecht o si ya han sido vinculados como parte de las investigaciones que desarrollan EE.UU.

 

También en Miami

Según el Departamento de Justicia, personeros de Odebrecht estando en los Estados Unidos promovieron el esquema investigado. “Por ejemplo, en 2014 y 2015, cuando se encontraban en Miami, dos empleados de Odebrecht se involucraron en conductas relacionadas con ciertos proyectos en apoyo al esquema, incluyendo reuniones con otros co-conspiradores para planear acciones a ser tomadas en relación con la División de Operaciones Estructuradas. Además, algunas de las entidades off-shore utilizadas por la División de Operaciones Estructuradas para mantener y desembolsar fondos no registrados fueron establecidas, propiedad y / u operadas por individuos ubicados en los Estados Unidos. En total, esta conducta dio lugar a pagos corruptos y / o ganancias por un total aproximado de $ 3.336 millones”, añade la versión oficial del Departamento de Justicia.

Leer más