• Fiscal General Jorge Chavarría advierte que misión del Ministerio Público no debe caer en el vaivén de lo que diga la opinión pública
  • Lamentó que caso del expresidente Rodríguez fue un show que acabó en absolutoria

Edgar Fonseca M., editor www.PuroPeriodismo.com

San José-No concibe la misión de la Fiscalía dedicada al show mediático.
Ni concibe que esa misión deba responder a lo que se dice en los medios.
O que se mueva al vaivén de lo que se dice en la opinión pública.
La concibe, eso sí, abocada a consolidar casos ante el aparato judicial.
El Fiscal General, Lic. Jorge Chavarría Guzmán, reflexiona y mide muy bien sus palabras.
Cuando le pido su valoración de la comparación que se hace con frecuencia en la opinión pública entre el periodo anterior al suyo, marcado por procesos como las sonadas causas contra los expresidentes Calderón y Rodríguez, y el presente sobre la labor de la Fiscalía bajo su gestión, Chavarría no oculta su malestar por lo que considera es un efecto mediático.
“Creo que es una cuestión de efectos mediáticos. Si yo me voy a resultados concretos y eso me parece odioso, hacer comparaciones con el período del Fiscal anterior, pero si me voy a resultados, el “show”, porque esa es la palabra que cabe, y todo el despliegue que se hizo en relación al caso de don Miguel Ángel Rodríguez, al final culmina con una absolutoria, con la cual no estoy de acuerdo porque respaldo los pronunciamientos del Ministerio Público anterior, pero lo que quiero decir es que el gran despliegue que se hizo, al final tiene pobres resultados”, puntualiza Chavarría la tarde del miércoles 25 de enero en que me concede la entrevista.
Cree que su gestión, al entrar en el sétimo año de dos mandatos consecutivos, también acumula causas con resultados relevantes y trascendentes para el sistema judicial.
Cita la reciente acusación contra 26 personas por los supuestos hechos corruptos con la fallida construcción de la denominada “trocha” o ruta Juan Rafael Mora Porras, paralela a la frontera norte, caso que estalló bajo la administración de la expresidenta Chinchilla Miranda (2010-2014).
Cita recientes sentencias contra personeros del Movimiento Libertario y del PAC; causas abiertas contra gente vinculada a Liberación Nacional, como el caso del exdiputado Angulo y del exdiputado Alfaro y el proceso contra la exDefensora Ofelia Taitelbaum.
Y no deja de destacar la condenatoria, con máximas penas, alcanzada en 2016 en segundo juicio en el caso del ambientalista Jairo Mora, tras una campaña internacional de desprestigio que puso en “el piso” la institucionalidad del país, según denuncia.
“Uno podría documentar muy fácilmente que el sistema de justicia costarricense y el rol del Ministerio Público, que ha sido tan criticado, ha sido muy efectivo, pero la mentalidad de la gente no es así y esto creo que obedece un poco a la nota amarillista y a la nota irresponsable. Con todo respeto, no estoy diciendo que esté mal, si lo quieren hacer, que lo hagan, es la libertad de prensa, pero tiene un efecto. Creo que hay un descontento que ha sido alimentado por algunos medios de comunicación”, insistió.

La gente habla muy a la ligera

-En cuanto al perfil de la gestión suya en el Ministerio Público, ¿cómo la describiría desde la percepción que, a veces, un tanto critica y, a veces escéptica, tiene la opinión pública del actuar de la Fiscalía General de la República?

-Creo que a ningún Fiscal General le ha tocado un entorno tan difícil como el que me tocó a mí. Bastante complejo. Tuve que hacer uso del Recurso de Amparo ante la Sala Constitucional una cosa inaudita, que lo cuento y nadie me lo cree, pero así fue. Tuve que ampararme en la Sala Constitucional frente a actuaciones de la Corte que trataron de iniciar un proceso administrativo totalmente ilegal violentando el principio del juez natural y presenté el Recurso de Amparo que la Sala no entró a conocer porque la Corte se dio cuenta del error que había cometido y entonces recompuso el acto y no ocurrió nada, pero si no hubiera interpuesto el Recurso obviamente no estaría de Fiscal General. Igual ocurre con la Asamblea Legislativa con el caso de Jairo Mora. El caso de Jairo Mora para mí es muy emblemático, porque el grupo de ecologistas hizo del país un trapo sucio. Recibí correos de México, de Japón, de una funcionaria de Naciones Unidas que estaba aquí, que parecía que no estaba muy bien informada, pero de ciudadanos de todos el mundo atacándome, atacando al Ministerio Público e internamente también, un ataque muy fuerte cuando nosotros decíamos: “el juicio para está bien planteado, lo que está mal es la resolución de los jueces y vamos a recurrir para revertir, pero nadie nos creyó”. Efectivamente recurrimos y revertimos la sentencia. Frente a esa percepción –por eso se vuelve emblemático– todo el mundo se quedó callado y nadie mandó ninguna nota de disculpas, pero a nivel internacional pasaron la institucionalidad costarricense por el piso, lo que es muy lamentable y logramos revertir ese fallo. Se condenó, ya quedó firme la sentencia y me parece que eso era lo justo y así debemos sostenerlo desde el principio. ¿Qué es lo que ocurre acá? Lo que queda como muy claro es que la gente habla muy a la ligera, que no se quiere entender que la justicia es lenta pero es segura aquí en Costa Rica, que sí se logran resultados, muchos más que en otros países. No digo que en el 100% de los casos, por supuesto fallamos, pero en una gran mayoría de los casos, que sería muy difícil de llevarlos adelante en otros países, aquí tenemos éxito.
——————————————————————————————–
“Yo no puedo, por complacer a un bocón, porque esa es la palabra que le cabe, que está en las redes sociales todos los días, acusar por temor a la crítica de la opinión pública”.
——————————————————————————————–

No puedo complacer a un bocón

El caso de Jairo Mora, el caso reciente de la “trocha fronteriza” que ha sido un repite y repite de reproches porque no podíamos adelantarlo, era imposible. Yo no puedo, por complacer a un bocón, porque esa es la palabra que le cabe, que está en las redes sociales todos los días, acusar por temor a la crítica de la opinión pública. Nuestra responsabilidad es que se presenta una acusación, voy a obtener una condena, tengo un alto porcentaje de obtener una condena. No voy a llevar a un inocente por satisfacer a un bocón y eso lleva tiempo. Ya presentamos la acusación en el caso de “la trocha”, el caso del exdiputado Angulo, nos ha costado muchísimo, hubo un problema médico pero ahí está el caso, ya está señalado para audiencia. El de Ofelia Taitelbaum está señalado para audiencia para el 14 o 15 de febrero. En los casos contra el PAC, contra el Movimiento Libertario, tuvimos sentencia estos últimos meses. Estamos pendientes con los casos de Liberación Nacional, pero están avanzando, el exdiputado Alfaro que está acusado… Uno podría documentar muy fácilmente que el sistema de justicia costarricense y el rol del Ministerio Público, que ha sido tan criticado, ha sido muy efectivo, pero la mentalidad de la gente no es así y esto creo que obedece, un poco, a la nota amarillista y a la nota irresponsable. Con todo respeto, no estoy diciendo que esté mal, si lo quieren hacer, que lo hagan, es la libertad de prensa, pero tiene un efecto. Creo que hay un descontento que ha sido alimentado por algunos medios de comunicación.

El efecto es mediático

-Entre un período y otro la comparación en la opinión publica surge y de cierta manera se plantea que en un período se dieron casos espectaculares, golpes que hicieron cimbrar la institucionalidad del país, que en este período, ese ímpetu como que se ha sentido más contenido. ¿Cómo percibe usted esa apreciación?

-Creo que es una cuestión de efectos mediáticos. Si yo me voy a resultados concretos y eso me parece odioso, hacer comparaciones con el período del Fiscal anterior, pero si me voy a resultados, el “show” porque esa es la palabra que cabe y todo el despliegue que se hizo en relación al caso de don Miguel Ángel Rodríguez al final culmina con una absolutoria, con la cual yo no estoy de acuerdo porque yo respaldo los pronunciamientos del Ministerio Público anterior, pero lo que quiero decir es que el gran despliegue que se hizo al final tiene pobres resultados. Nosotros estamos actuando, tratando de avanzar con mucha solidez en las acusaciones que presentamos y no necesitamos el apoyo de la opinión pública. Eso es algo que tiene que ser muy importante para el juez, para el Fiscal y para el policía. A nosotros aunque nos duela muchísimo lo que nos estén diciendo, si estamos seguros de lo que estamos haciendo es porque estamos protegiendo el caso y vamos avanzando en una línea segura. Lo que se diga no tiene que influirnos. Lo peor que nos puede pasar es cuando la policía o el juez o el Fiscal se dejen llevar por lo que están diciendo los medios de prensa y la opinión publica y presente culpables simplemente para satisfacer a la opinión pública”.

——————————————————————————————–

El escándalo Odebrecht está vivo aquí

El escándalo mundial de los mutimillonarios sobornos de la firma brasileña Odebrecht tiene cola viva en Costa Rica, según admitió el Fiscal General Jorge Chavarría.
“Una causa aquí está en investigación”, confirmó Chavarría a quien se le consultó sobre el rumbo del caso de un supuesto pago de ¢90 millones en sobornos que detectó la Fiscalía de Brasil en Costa Rica como parte de ese escándalo. La causa inicialmente fue desestimada por el Ministerio Público.

Pero Chavarría dijo el miércoles 25 de enero que sigue abierta la línea de investigación y dependen de lo que se les aporte desde Brasil.

Le hablé al Fiscal

“Una causa aquí en Costa Rica está en investigación, pero obviamente dependemos absolutamente de la información que genere Brasil. De inmediato, le decía hace un momento, nosotros estamos muy articulados a nivel Centroamericano y a nivel Latinoamericano. Soy el presidente del Consejo Centroamericano de Ministerios Públicos y secretario de la Asociación Iberoamericana de Ministerios Públicos que cobija a 21 países. Mantengo relaciones muy estrechas con todos los Fiscales Generales de Iberoamérica, me refiero a toda América Latina, Caribe continental, España y Portugal y con el Fiscal General de Brasil, hemos trabajado muy cercanos con el señor Janot”.

“Él es amigo personal y cuando se vio la noticia de inmediato, me comuniqué con él y él me ofreció que, en cuanto estuviera y que entendiera que la investigación es muy grande, tiene muchas líneas y tienen prioridades que cumplir, pero que si ellos en el momento en que fijaran algún hecho relacionado con Costa Rica de inmediato me estaría trasladando la información. Él es un hombre muy serio y me parece que en ese sentido podemos estar seguros. Hasta este momento no hemos tenido comunicación, pero el caso está abierto. No solo fue una conversación personal, la cual obviamente había que hacer para agilizar cualquier resultado, sino que también se formalizó a través de una gestión ya como corresponde conforme cooperación internacional a través de nuestra oficina de relaciones internacionales. Está formalizada la solicitud de Costa Rica para que Brasil nos comunique cualquier hallazgo que hagan en relación a costarricenses.

¿La línea de investigación está abierta?

-Está abierta, sí, está abierta y en cuanto nosotros tengamos información de Brasil estaremos procediendo aquí.

——————————————————————————————–

Nicaragua valida prueba tica y condena masacres

El Fiscal General, Lic. Jorge Chavarría, destacó la coordinación con autoridades de Nicaragua que validaron prueba recolectada en Costa Rica para sentenciar a ciudadanos de ese país por dos masacres perpetrada acá.

“Hemos tenido éxitos importantísimos, en los dos casos de este tipo de masacres de las que estamos hablando. Es muy importante reconocer acá al Ministerio Público de Nicaragua y a las autoridades nicaragüenses porque la investigación se realizó en Costa Rica, pero gracias a la confianza que nos tenemos, la prueba recolectada acá en Costa Rica es receptada por el Ministerio Público de Nicaragua y presentada a los tribunales en donde ellos le dan credibilidad. Es un trabajo tan profesional que es admitido por los tribunales de otros países. Ellos impusieron condenas en esos casos y logramos no dejar impunes esos dos casos, gracias a la colaboración de Nicaragua”.
Chavarría guarda especial agradecimiento con Ana Julia Guido, Fiscal General de Nicaragua. “Desde un principio ella me llamó y me dijo “Jorge, cuente con nosotros. Nosotros no vamos a permitir que compatriotas nuestros vayan a hacer este tipo de actos allá y si es necesario juzgarlos, aquí los juzgamos.” Y cumplieron con su palabra, en estos dos casos, el de Cartago y el de Guanacaste de las dos familias se impusieron condenas en Nicaragua”.
——————————————————————————————–

MAÑANA: La brutal espiral de violencia “a lo mexicano” que golpea al país

1 COMENTARIO

Comments are closed.