“La carta gestionada por el Gobierno de la República y firmada por 21 diputados para retirar un proyecto, cualquiera que este sea, cuando apenas comienza su trámite formal de discusión en una Comisión Legislativa, es el más duro golpe al Parlamento que yo recuerde”, denuncia la diputada Sandra Piszk tras anunciar el Poder Ejecutivo el retiro del proyecto que pretendía ponerle freno a los pluses salariales en el sector público en medio de una amenaza de huelga general de sindicatos.

“Aquí ya no estamos ante un debate fiscal, ni ante un debate sobre empleo público. Estamos ante la defensa de la ética y de la democracia. Se trata de defender el derecho de los diputados a debatir en una fase que apenas comenzaba y sobre la cual, el Gobierno manifestó sus objeciones pero al mismo tiempo ofreció un análisis más exhaustivo”, dice Piszk en su cuenta Facebook.

La imposición de los sindicatos

“Cualquier persona –añade Piszk– puede enterarse de la lista de audiencias que apenas comenzábamos a realizar, dentro de las cuales se dio prioridad a los sindicatos. En la sesión del martes pasado, ingenuamente celebre la primera audiencia con Patria Justa y digo ingenuamente porque mientras yo destacaba el respeto a la institucionalidad, el Gobierno a través de los diputados que le sirven de enlace con los sindicatos, Henry Mora y Víctor Morales, gestaban la carta de los veintiuno. Y qué ironía! Henry Mora incluso nos acompañó a esa primera sesión y nos dio su criterio como parte del análisis que estábamos elaborando!”.
“Este país –enfatiza la legisladora– está cansado de la doble moral. Yo he defendido de frente las cosas en las que creo y procure asesorarme con los mejores laboralistas del país para no incurrir en violaciones a principios laborales. Testigo de ello son entre otros el Dr. en Derecho Laboral Mauricio Castro, antiguo asesor de la ANEP y persona cercana al Frente Amplio, cuyas observaciones fueron analizadas y algunas incorporadas al texto. El ex Magistrado de la Sala II Dr. Rolando Vega, el destacado laboralista Dr. Alexander Godinez quien muchas veces ha asesorado a la OIT, la exProcuradora Lorena Brenes y el Viceministro de la Presidencia Luis Paulino Mora. Las actas de esa Comisión y del Plenario dan cuenta del reconocimiento de la Presidenta del Frente Amplio Patricia Mora por la forma transparente y minuciosa con la que estábamos llevando adelante este proceso. Y para ahondar un poco más, en los seis meses previos al inicio del debate en la actual Comisión formamos una Grupo Ad Hoc del que formaron parte don Henry, doña Patricia y la Diputada Emilia Molina, todos ellos defensores del proceso que estábamos desarrollando pero hoy, firmantes de la famosa carta. El Gobierno, recibió a través de sus Ministros de Hacienda y VicePresidente Helio Fallas, de su Viceministro, del Ministro de Trabajo de ese momento, de la Ministra de Planificacción, del Ministro de Comunicación y del Vice Ministro de la Presidencia una amplia explicación del proyecto que se acompañó de un documento al cual no le hicieron más que un par de observaciones de forma, para después, salir públicamente a apoyar un proyecto que seguramente ni siquiera leyeron”.
“Pero todo eso es agua pasada. Lo escribo porque el país debe saber y ojalá constatar a través de testigos o de las numerosas actas de Comisión lo que ha sucedido. Los sindicatos han impuesto su agenda en el Parlamento y con ello se inicia una peligrosa práctica antidemocratica. Y peor aún, veintiún diputados han cedido en el sagrado deber que el pueblo les otorgó al permitir que el Primer Poder de la Republica vea coartada no sólo su facultad de decidir sino peor aún, su facultad de discutir”, concluye Piszk.