Costa Rica, con paso perfecto en la hexagonal eliminatoria hacia el Mundial Rusia 2018, irá mañana ante México y el martes ante Honduras por los seis puntos, advirtió ayer el seleccionador nacional Oscar Ramírez.

La selección tica enfrentará a México mañana a las 7:50 p.m., en el otrora invencible estadio Azteca, histórico duelo regional al que los Aztecas llegan cargados de dudas, temores y fantasmas, advirtió el comentarista David Faitelson desde Ciudad de México.

“Nos acomodaremos a todo, en este momento en mente sólo tenemos ganar y sacar los tres puntos en cada visita, eso es lo presupuestado, pero todo puede cambiar y eso sólo lo dirá el juego. Estamos preparados por si el rival es muy ofensivo y tenemos que jugar al contragolpe o si, por el contrario, tenemos la pelota y somos nosotros los que proponemos. Esto es lo bonito del fútbol y tenemos el recurso humano para ser eficientes y lograr adaptarnos”, expresó el seleccionador, según el sitio fedefutbol.com de la Federación Costarricense de Fútbol.

“Los jugadores han captado la idea con respecto a lo que queremos en ambos juegos. Veo a un equipo que está muy motivado, tranquilo, que sabe lo que quiere y espera que sea el viernes para iniciar. Conocemos todo de los rivales y sobre el primero, pese a sus bajas, creemos que tienen un equipo mucho más complicado y compenetrado”, dijo Ramírez.

Destacó que así como tienen el rival estudiado, también tiene el equipo definido casi desde el primer día de entrenamiento.

“Ya teníamos muy claro todo el planteamiento y como queríamos jugarles a los rivales, así que elegir a los jugadores que se adaptarán a eso, se definió casi desde el primer entrenamiento. Hoy puedo decir que ya está definido, así como los dos muchachos que no viajarán con nosotros a este primer partido, pero que tienen todas las posibilidades de ser hasta estelares en Honduras”, cita el sitio oficial de la Federación costarricense.

México lleno de fantasmas

La otrora invencible selección mexicana de fútbol llega a su cita de mañana con Costa Rica cargada de dudas, temores y de sus fantasmas, advierte el polémico comentarista David Faitelson.

En una columna publicada en el diario deportivo Récord de Ciudad de México, Faitelson añade: “¿De qué huye México? ¿De la altitud? ¿De la presión? ¿De la responsabilidad? O tal vez… ¿de sus propios fantasmas? Pero hay otra pregunta mucho más interesante en el tema: ¿cuál es el miedo de dejar el Estadio Azteca?”

“La primera comparecencia en casa en el Hexagonal Final de la Concacaf parece encontrar ciertas dudas y también ciertos temores. El primero de ellos, exhibido quizás a partir de la decisión de dejar el moderno y aclamado Centro de Alto Rendimiento de la FMF para buscar el cálido clima del vecino estado de Morelos”, dice Faitelson quien no descarta un eventual triunfo tico en el otro inexpugnable estadio Azteca.

Costa Rica le infringió a México su primera derrota, 1-2, de la historia de eliminatorias mundialistas en el Azteca el domingo 16 de junio de 2001 en los juegos clasificatorios hacia el Mundial Corea 2002. Anotaron Rolando Fonseca y Hernán Medford.
Aquella gesta se conoce como el Aztecazo.

Costa Rica marcha a paso perfecto, tras dos triunfos en la primera jornada ante Trinidad y Tobago y EE.UU.