El reportero Jimmy Breslin (1930-2017) falleció este domingo en la misma ciudad donde nació y a la que dedicó por entero sus oídos, su mirada, su estómago y las suelas de sus zapatos, Nueva York. Maestro del periodismo de calle, apasionado por las figuras secundarias o marginales, periodista clásico de los que transpiraban tinta y vivían con la hora de cierre incrustada haciendo tic-tac en la corteza cerebral, Breslin pasó a la historia del periodismo contemporáneo con reportajes como Cavar la tumba de JFK fue un honor, en el que abordó el entierro de Kennedy desde el punto de vista del proletario que abrió su hoyo, destaca un obituario escrito por Pablo de Llano del diario El País de Madrid.

Ver elpais.com, Madrid