Edgar Fonseca M, editor PuroPeriodismo.com

San José-La convulsa elección del abogado y diputado evangélico, Gonzalo Ramírez Zamora, de 42 años,  como nuevo presidente de la Asamblea Legislativa, con el respaldo del PLN, desató tormenta en el Congreso y en medios políticos.

Con el abierto apoyo del candidato liberacionista, Antonio Álvarez Desanti, y de los 18 legisladores verdiblancos, el diputado Ramírez, del partido Renovación Costarricense, se impuso a Ottón Solís, quien se quedó solo con los votos de la fracción del PAC al romper un pacto, a última hora, la fracción del Frente Amplio que se partió.

Ramírez, el primer legislador evangélico en dirigir el congreso, obtuvo 26 votos y se le sumaron siete. Solís, quien pretendía en un último intento gobiernista de retomar el poder del directorio, se quedó con 24 votos. La votación se dilucidó a las 5:45 p.m.

“Esta tarde fui electo Presidente de la Asamblea Legislativa. Que Dios –a quien damos toda la gloria y la honra- nos ilumine, que nos dé la sabiduría y la templanza para hacer lo que nos corresponde, por el bien del país”, dijo Ramírez quien es abogado, especialista en derecho tributario y director de la empresa Visión Internacional.

La juramentación del directorio quedó en suspenso el lunes luego de ser anulada la designación a la vicepresidencia de la diputada Silvia Sánchez del PLN, ya que no cumple la edad mínima, 30 años, de requisito.

El nuevo directorio fue juramentado la tarde de este martes tras ser electa la libertaria Natalia Díaz, de 32 años, luego de un acuerdo entre Álvarez Desanti y Mario Redondo, diputado cristiano por Cartago.

“Hoy el “nuevo” PLN, el de Antonio Alvarez Desanti, llevó a la presidencia de la Asamblea Legislativa al diputado Gonzalo Ramirez, un predicador evangélico, especialmente conservador e intolerante. No solo eso: a otro predicador evangélico, igualmente conservador e intolerante, este PLN “renovado” lo llevó a una prosecretaría.  ¡Asi el 33% de los cargos del directorio estarán en manos de pastores evangélicos!”, denunció Ottón Solís tras su derrota. Omitió aludir a sus fracasadas negociaciones con el Frente Amplio.

La polémica elección de Ramírez:

  • sumó el respaldo mayoritario de la fracción del PLN y de las fracciones cristianas
  • le impidió a Ottón Solís, fundador del PAC,  llegar por primera vez a presidir la Asamblea
  • por tercer año consecutivo le arrebató la presidencias del directorio al gobierno PAC
  • y terminó de resquebrajar  la fracción del izquierdista Frente Amplio. “Me llena de vergüenza”, dijo Edgardo Araya, jefe de bancada y pretendiente presidencial
  •                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                           Don Pepe se retuerce

“Que PLN lleve a fundamentalista cristiano a la Presidencia de Asamblea Legislativa retorcería de vergüenza a don Pepe, agnóstico declarado. París no vale una misa”, denunció en un tuit el exvicepresidente Kevin Casas.

“Triste el resultado, triste el proceso y triste el papel de los diputados de Liberación Nacional en esta elección de Presidente Legislativo”, lamentó el exministro de Educación, Leonardo Garnier, en su cuenta Twitter.

“El juego corto de la política se impuso en la elección del directorio. La miopía es alarmante. Las malas consecuencias serán inevitables”, destacó el periodista y exdiplomático Eduardo Ulibarri, quien en su columna Radar del diario La Nación del viernes anterior apoyó la postulación de Ottón Solís.

“Diputado Gonzalo Ramírez es elegido como nuevo Presidente de la Asamblea”, dijo escuetamente, a las 5:46 p.m., el candidato liberacionista Álvarez Desanti, quien desde renunció dejó este lunes su curul de diputado para asumir la campaña.

“Hoy la mayoría del Congreso eligió el pasado y sus prácticas”, dijo el precandidato del PAC, Carlos Alvarado.

Ottón dice estar perplejo

Ottón Solís dijo estar perplejo del respaldo del PLN a dos pastores evangélicos para que leguen al directorio legislativo. No menciona la jugada final del Frente Amplio que le torpedeó su aspiración.

“La derecha cristiana fanática no solo penetra la política norteamericana sino también la costarricense, de la mano de la Fracción del PLN y su candidato presidencial”, dice Solís Fallas.

“Ya es preocupante que estos pastores se hayan aprovechado de la fe de sus feligreses para obtener diputaciones. Pero que el candidato del PLN, ahora los sitúe en la mesa del directorio del Primer Poder de la República, nos deja perplejos.
Pareciera que la aspiración de una parte del PLN es “modernizar” la institucionalidad del país, hacia una nueva Edad Media, donde la religión y el poder político son uno y lo mismo”, agrega el fundador del PAC.
En fin dos “hombres de Dios” se sientan en la mesa del directorio del Primer Poder de la República.
…ahora lograremos la salvación eterna mientras aprobamos leyes.
“¡Qué privilegio ser diputado en esta era!”, concluye

Retorció al Frente Amplio

La elección de Ramírez terminó de resquebrajar la fracción del Frente Amplio ya que solo cuatro de sus integrantes votaron por Ottón Solís y los otros 5 fueron votos nulos que se sumaron a Ramírez.

“Me llena de vergüenza que hoy, integrantes de esta bancada del Frente Amplio permitieran que un fundamentalista religioso asumiera la presidencia de la Asamblea Legislativa y con ello acabara con cualquier intento de avance en esos temas”, denunció en su cuenta Twitter, Edgardo Araya, candidato presidencial del Frente Amplio.
“Salvo de responsabilidad a Patricia Mora, José Ramírez, Frank Camacho, quienes conmigo preferimos votar por Ottón Solís, como una manera de impedir que esta situación tan lamentable sucediera. A los demás, que la militancia de este partido, que no se merece esta afrenta, exija las explicaciones que correspondan”, advirtió Araya.

“Lo que más duele y no podemos ignorar es que 4 diputados electos por el Frente Amplio les hayan hecho el juego, contribuyendo a que esto ocurriera al votar nulo y permitir que su voto se sumara al mercader del templo. Aquí primó el hígado, una visión simplista de la política, y posiciones “ultras” de una radicalidad mal entendida que al final terminó ayudando al “gran enemigo” que supuestamente querían combatir. Un error grave de una parte de la fracción que ahora tendremos que apechugar”, dijo en otro post Facebook, José María Villalba, exdiputado y excandidato presidencial frenteamplista, quien anda tras una nueva curul.

Y en río revuelto….

El analista Juan Carlos Hidalgo, experto del Cato Institute, basado en Washington D.C., destacó en Facebook un post del partido Liberal Progresista, con el que se identifica, y que dice: “El Partido Liberación Nacional se ha revelado como una fuerza conservadora, reaccionaria y a la deriva ideológica y ética. Pero no podemos dejar de notar que, si bien el PLN es el responsable de haber puesto a don Gonzalo Ramírez Zamora en la posición de aspirar a la presidencia de la Asamblea Legislativa, fueron los cinco diputados del Frente Amplio quienes con sus votos nulos hicieron posible que el diputado de Renovación Costarricense pasara de la aspiración a la Presidencia. Mención de deshonra merecen también los tres diputados “rafistas” del PUSC, que se sumaron al tren del PLN y los evangélicos, votando por el hoy presidente legislativo.

El Partido Liberal Progresista jamás sumará sus votos, ni permitirá que sus votos nulos sean el trampolín, para que personajes tan nefastos alcancen puestos en el Directorio legislativo”.