Edgar Fonseca, editor PuroPeriodismo.com

En otra jornada trepidante para los intereses e imagen del gobierno,  la presidenta ejecutiva de la CCSS, Dra. María del Rocío Sáenz, fue abruptamente relevada de su cargo ayer por el presidente Luis Guillermo Solís, menos de una semana después de haber aprobado la entidad un aumento de 1% en la cuota de los trabajadores  al régimen de pensiones IVM.

La Presidencia confirmó que fue el propio mandatario quien le pidió la renuncia en medio de presiones sindicales y del rechazo del sector empresarial.

“Yo acepté dócilmente”, dijo ella ante la prensa, con su gabacha blanca institucional  y con lágrimas en sus ojos. Había cumplido tres años y un mes en el puesto.

La Presidencia sostuvo que Solís le pidió a Sáenz renunciar, “a partir del jueves 8 de junio, por considerar necesario un mejor y eficaz traslado de la opinión del Poder Ejecutivo a la Junta Directiva de esa institución”. Pero  su suerte quedó echada en un Twitter en que el gobernante se opuso al incremento.

La influyente Unión de Cámaras Empresariales (UCCAEP) censuró la decisión y la calificó de una “burla”.

Como nuevo jerarca de la CCSS, el gobierno nombró al actual Ministro de Salud, Dr. Fernando Llorca Castro.

Salida por razones políticas

La Dra. Sáenz dijo luego a los medios que la decisión “de orden político”, se la comunicó el mandatario  a la 1:30 p.m., en una cita “cara a cara” de 15 minutos en Casa Presidencial, Zapote. “Yo acepté dócilmente”, reconoció.

La abrupta salida de la Dra. Sáenz, una especialista en salud que se desempeñó a lo largo de tres años y un mes en esta administración, se da en momentos en que el gobierno lidia, a lo inmediato, con otros dos frentes polémicos:

  • desmarcarse de la autoría de un criticado plan de aumento salarial para ministros, diputados y que incluía elevar el sueldo al presidente hasta ¢7,7 millones. El presidente Solís rechazó cualquier vínculo con dicho plan discutido por miembros de fracciones y de personeros de Casa Presidencial en semanas recientes. “No estamos pidiendo aumentos salariales ni para los Ministros ni para el Presidente. Lo hemos dicho tantas veces que les pido disculpas por tener que regresar a ustedes con este tema de nuevo. Lo que hemos dicho, incluso desde la campaña, es que los regímenes de empleo son un desorden; hay 17 o más con diferentes niveles salariales y condiciones laborales y un proceso de ordenamiento de ese régimen es conveniente y necesario. Ordenar los regímenes de empleo es muy diferente a pedir aumentos de salarios”, insistió el presidente Solís este jueves en su cuenta Facebook.
  • el retorno por parte de la Contraloría, con severas observaciones, del informe de supuestas anomalías con pagos de sobresueldos a lo largo de diferentes administraciones. “La irresponsabilidad de la lista de Zapote es suprema. ¿Quién responderá por un acto tan deleznable?, inquirió en Twitter el periodista y exdiplomático Eduardo Ulibarri.

La implicación política del alza de la cuota obrera en el régimen de pensiones, un tema volátil en vísperas de campaña electoral, fue ratificada por la Dra. Sáenz. “Basada en cálculos técnicos y no políticos fue que produjo este desenlace”, destacó la institución al dar a conocer la salida de Sáenz.

El acuerdo que provocó su destitución lo tomó la CCSS el dos de junio y contempló el aumento de la cuota obrera en dos tractos:

  • 0,5pp (cero punto cinco punto porcentual) a partir del 1 de julio de 2017.
  • 0,5pp (cero punto cinco punto porcentual) a partir del 1 de enero de 2018.

La doctora Sáenz justificó, en ese momento, el alza en medidas de corto plazo que se adoptaron para robustecer la reserva del régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM), según recomendó estudio actuarial de la Universidad de Costa Rica.

Una burla, dicen los empresarios

La Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (UCCAEP) rechazó la destitución de  la doctora Sáenz.

“Las contradicciones son evidentes”, destacó el influyente conglomerado empresarial.

Según la UCCAEP,  Sáenz insistió, “incluso consta en actas, sobre sus reuniones con el Presidente de la República para que estuviera debidamente informado de las recomendaciones técnicas y las decisiones que se estaban tomando. Ahora el Presidente, al igual que con el borrador del proyecto para el aumento salarial dirigido a jerarcas del estado, dice no estar informado, no estar de acuerdo y en este caso particular, sí decide destituirla”.

“Lamentamos que ante la grave situación que enfrenta el régimen de pensiones del IVM, el señor Presidente no respete los estudios actuariales ni las recomendaciones técnicas y, por encima de éstas, tome una decisión meramente política atentando contra la mesa de diálogo, donde UCCAEP estuvo dispuesto a participar siempre y cuando no se discutiera el 1% y más bien se concentrara en la sostenibilidad del régimen en el mediano y largo plazo”, denunció el sector empresarial.

“Si el Poder Ejecutivo insiste en llevar el tema del 1% a la mesa de diálogo, nos retiramos, pues están irrespetando ese acuerdo y una vez más nos sentimos burlados por este gobierno. Lamentamos que pretendan seguir posponiendo decisiones vitales, tal como lo hicieron con el tema de Empleo Público y por el cual a la fecha tampoco han sido capaces de resolver el tema fiscal que enfrenta el país”, advirtió Franco Arturo Pacheco, presidente de la UCCAEP”.

UCCAEP calificó como “lamentable que el mandatario, una vez más se deje llevar por presiones y no actúe con la firmeza y seriedad que su cargo requiere”.

Presión sindical

La caída de Sáenz se dio bajo fuerte presión de sectores sindicales, entre ellos ANEP que ayer destacó en su sitio web que la exjerarca le debía una explicación al país por la decisión de aumento de la cuota de los trabajadores.

Según Albino Vargas de ANEP, Sáenz “le debe una contundente explicación al pueblo trabajador del país, el mismo que está siendo castigado injustamente por los problemas financieros de las pensiones IVM, sin tener la más mínima responsabilidad en la generación de los mismos; por la permanencia en los altos cargos del manejo de las finanzas de la institución de todas las personas cuestionadas ante el Ministerio Público, denunciadas por el presunto desastre financiero de IVM”.

La organización sindical apunta su mira a 12 personeros de la entidad denunciados ante el Ministerio Público por presunta responsabilidad en los líos financieros de la entidad.

La unión sindical de la Caja, UNDECA, aplaudió la destitución. “Permanencia de María del Rocío Sáenz era nociva para la CCSS y los costarricenses.Destitución es la mejor decisión que el presidente  Solís pudo tomar en beneficio de la seguridad social”, destacaron en Facebook.

—————————————————————————————————————————————————————————————-

“Ha llegado el momento de solicitarle la renuncia”

Con estas palabras dichas a la 1:30 p.m de anteayer, el presidente Solís relevó a la Dra. María del Rocío Sáenz de la presidencia ejecutiva de la CCSS.

Así lo detalló Sáenz en conferencia de prensa dada en su despacho a las 5 p.m. del mismo miércoles.

Una “franca mayoría” de siete de nueve directivos de la Caja votaron una semana atrás el incremento del 1% en la cuota obrera al régimen del IVM y esto provocó la caída de la Dra. Sáenz.

-¿Fue tan fácil aceptar la petición de renuncia? ¿Usted no se resistió al señor Presidente tomando en cuenta sus argumentos técnicos y no políticos?

-Eso es un tema difícil, porque cuando uno es designado por el Presidente de la República, él es el que lo ubica a uno y él es el que lo remueve. Eso es parte de los temas que quedarán para la posteridad de analizar dentro de la autonomía institucional. Realmente eso es como ha estado funcionando la institución y la historia durante estos 75 años en el que el Presidente de la República o la Presidenta es el que designa al Presidente Ejecutivo y en ese sentido yo acepté dócilmente, porque soy una funcionaria de una larga carrera, y la verdad es que cuando el argumento es de carácter político y no técnico, yo no tengo nada que discutir antes de esos argumentos.

-¿Qué va pasar con la mesa de dialogo si sucedió esto apenas iniciando el proceso de conversación?

-Esas son preguntas que tendrán que hacerle al señor Presidente de la República, yo, por lo pronto, ya no me corresponde contestar.

-¿Se postergan las decisiones que tomaría la Junta Directiva según lo que ya se había avanzado en esta semana?

-No sabría decirle. Las decisiones que ha tomado la junta están en firme la mayoría, aquellas que no están en firme seguramente se pondrán a revisión.

– ¿El presidente le comentó a usted cuál sería el plan B que él tiene a raíz de su oposición al aumento del 1%?

-No, en ningún momento se entró a ese tema de discusión. El presidente me llamó y me dijo: “ha llegado el momento de solicitarle la renuncia”. Esa fue la frase que utilizó.

-El Poder Ejecutivo dice que usted no logró trasladar el sentimiento del Poder Ejecutivo a la Junta, ¿usted cree que es cierto?

-Creo que es importante aclarar que una cosa es la Presidenta Ejecutiva y otra es la presidenta de la junta directiva. Cuando la junta directiva toma la decisión, la toma el órgano colegiado, no lo toma la Presidencia Ejecutiva, y ese tema es un tema a revisar, que le tocará a otros, ver precisamente esa diferencia. Somos nueve personas en la junta directiva, votamos siete a favor y dos en contra, eso le dice a todos los trabajadores y a todo el país que hubo una franca mayoría.

 -Cuando usted inició como presidente dijo que uno de los grandes problemas de la Caja era la articulación, ¿se logró algo en estos tres años?, ¿se cambió algo o queda igual la Caja amarrada?

-Como lo dije, yo entrego una Caja más robusta, más fortalecida, hemos trabajado profundamente en la articulación interinstitucional entre los gerentes y las diferentes gerencias, tenemos proyectos estratégicos de gran envergadura para la institución como el expediente electrónico, el fortalecimiento del primer nivel de atención, todo el portafolio de infraestructura, eso se recoge en un documento que uno puede pasar rápidamente pero eso es un gran trabajo intrainstitucional, yo creo que en ese sentido hemos avanzado suficiente, quedan temas pendientes, creo que el más importante que queda pendiente es la restructuración de la institución

-¿Cree usted que la presión que ejercieron los sindicatos tiene que ver con la decisión que tomó el presidente?

-Ese no fue un tema que yo le consultara. Recibí del presidente las palabras que le acabo de decir, que era una decisión de orden político, yo no entré discutir la posición del presidente, creo que es él el que tiene que contestar esa pregunta.

 -¿Dónde queda la autonomía de la Caja?

Yo creo que ese es un tema a revisar a profundidad en ese sentido, insisto que fue una decisión de la Junta Directiva de la Caja, no fue una decisión de la Presidencia Ejecutiva, y yo creo que ese es un tema que quedará para la revisión y los análisis. Yo me voy satisfecha, plenamente satisfecha de la labor realizada.

-¿Cuánto duró la conversación?

-Hoy a la 1 y media de la tarde. Como 15 minutos.

-Usted supone que es lo político evidentemente, ¿él le dijo explícitamente que fue porque usted y la Junta Directiva se negó a echar marcha atrás con el 1%?

El presidente dijo claramente: “le solicito su renuncia por una decisión de orden político”

-¿Usted en algún momento, dado que públicamente se ha sabido que él estaba en contra públicamente, usted en algún momento pensó que eso podría ocurrir?

-Uno siempre cuando viene a estos puestos y ustedes saben que yo lo he dicho muchas veces, uno sabe el día que llega pero no el día que se va, es inherente al cargo, uno espera obviamente terminar la gestión porque traza una ruta de trabajo, pero si las circunstancias no se dan, uno no puede obligar a lo imposible.

-¿Fueron temas acumulados, “Fiv” y ahora esto?

-Podría ser temas acumulados, pero no salieron en la discusión. No es el momento de hacer el balance.

-Usted antes de ser presidenta y en diferentes comisiones que participó en análisis de la Caja, era del criterio que la presidencia no era un puesto necesario políticamente, sino que era mejor una gerencia técnica. Ahora que se va y que vive esta experiencia, por haber cumplido reglas técnicas, ¿qué opina usted sobre la figura de la Presidencia Ejecutiva de la Caja?

-Yo diría dos cosas en esa lógica. En lo que he estado de acuerdo es que la Caja  requiere un Gerente General, no que desaparezca la figura de Presidencia Ejecutiva, nada más que igual que sucede en otras instituciones, esa Presidencia Ejecutiva hace un trabajo más de coordinación a nivel de la Junta y el Gerente General haría más un trabajo a lo interno de la institución. Sigo creyendo que esa es una buena alternativa, pero quiero decirle que en esa lógica y en ese análisis el tema de la autonomía de la Caja  es lo que tiene que privilegiarse. Lo que yo he aprendido en mi vida institucional en Costa Rica y a lo largo de la región de las américas es que la Caja está vigente y es lo que es porque tiene una protección constitucional, y creo que ese es el tema fundamental que todos tenemos que tenerlo muy claro, hay una autonomía de la institución y en ese sentido ese es un tema que habrá que seguir revisando en cualquier decisión que se vaya a tomar.

-Usted nos había indicado en la sesión del pasado jueves, había presentado una moción para que antes de que entrada en vigencia el segundo aumento en enero, se analizaran las medidas emanadas de la mesa de diálogo, en el fondo usted no estaba totalmente de acuerdo con el aumento del 1%…

-No, yo creo que es distinto. Yo estaba de acuerdo en el aumento del 1% porque así lo demostró el estudio actuarial de la Universidad de Costa Rica, digamos que eesa es la decisión técnica, la decisión política, la cual iba a ser el cómo, y el cómo era que el 0.5% entrara en vigencia ahora el primero de julio y el otro entrara en vigencia el primero de enero, mi moción, era que dado que había una mesa de diálogo, esa entrada en vigencia de la de enero, se analizara a raíz de los avances que diera la mesa de diálogo, esa es una potestad que tenía la junta. Esa moción yo la presenté, fue acompañada por dos miembros de junta, pero el resto la votó negativa”.

(Transcripción: fuente conferencia de prensa de la Dra. María del Rocío Sáenz)

 

—————————————————————————————————————————————————————————————–

Pero, ¿está bien?

Según la Caja, el régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM), “es sostenible, dinámico y es el pilar básico del sistema de pensiones de Costa Rica.

Tiene alrededor de 1.5 millones de cotizantes y  alrededor de 235 mil pensionados.  Es el régimen de pensiones más grande de Costa Rica y es uno de los de mayor cobertura en América Latina.

Es un régimen dinámico, solidario, sostenible, y desde 1947, ha honrado en forma ininterrumpida el pago de las pensiones.   En este momento cuenta con una reserva de 2 billones de colones”, sostiene la institución.