PuroPeriodismo.com, Edgar Fonseca, editor

Una posible falla en el sistema de corriente directa de la subestación de El Porvenir, Desamparados, que derivó en una explosión, causó el gran apagón del miércoles 28 que dejó sin servicio a 500 mil usuarios del sur de la capital, informó este viernes el ICE.

El informe no detalla el monto de los daños ni el tiempo estimado de retorno al servicio en la planta escenario de una conflagración que vecinos compararon como si hubiera explotado una “bomba nuclear”.

“La eventual falla en el sistema de corriente directa de la subestación, pudo haber provocado que las protecciones no se activaran oportunamente, ante un evento acontecido en el circuito de distribución Tiribí, cercano a la subestación, lo que habría ocasionado la explosión del interruptor de distribución y del transformador de potencia”, agregó la entidad.

Fue la primera versión oficial de la posible causa del incidente que generó pánico en las inmediaciones del populoso sector desamparadeño mientras dejó en tinieblas vastas áreas del sur de la capital, en “hora pico”.

El apagón se registró a las 6:55 p.m. del miércoles cuando miles de personas regresabann a sus hogares.

La posible causa de la emergencias la determinó una investigación preliminar realizada por personal de la entidad electrificadora.

La corriente directa de una subestación, tiene la función de alimentar eléctricamente al sistema de protecciones, encargado de aislar las fallas que se presentan en la subestación”, agregó el informe.

Falla aislada

La emergencia provocó que “se activaron las protecciones de las subestaciones El Este y Escazú, lo que permitió aislar la falla; por lo que, aunque el evento afectó el servicio en algunas localidades del sur de San José, el resto del país mantuvo su operación normal”, añadió.

El ICE anuncia que trabajan en la sustitución del transformador de potencia dañado y otros equipos que sufrieron afectaciones.

“Nuestra empresa ejecuta un programa de mantenimiento constante en cada una de sus subestaciones, que incluye la actualización de los diferentes equipos que la componen y mantiene estrictos protocolos de seguridad, los cuales, producto de lo sucedido, serán analizados por el equipo técnico”, añadió.

160 familias en área inmediata de emergencia

160 viviendas aledañas a la subestación incendiada fueron inspeccionadas por personal del ICE, para verificar los daños, atender las consultas de los vecinos y facilitar el procedimiento para el reclamo de eventuales daños.

El servicio fue restablecido en dicha área a las 5:30 p.m. del jueves.

Un total de 120 funcionarios trabajaron para sustituir cinco postes y 500 metros de red eléctrica, así como recuperar la operación de la subestación y solucionar averías menores en viviendas y negocios, añadió la entidad.