Las marejadas que afectaron el domingo a playa Caldera, Puntarenas, derivaron en una alerta preventiva de la Comisión Nacional de Emergencias.

El fuerte oleaje pone en riesgo a vecinos, a turistas y a pescadores así como el atraque de buques, alertó Omar Lizano, especialista de la CNE.

No se ha informado de víctimas personales.

En algunas zonas costeras amaneció nublado este lunes con leves lloviznas por la tarde.

Imágenes captadas por el reconocido fotógrafo Ezequiel Becerra mostraron la magnitud del oleaje que afectó ese tramo costero, repleto de turistas y causó daños en al menos 27 viviendas.

Se sentía como un temblor, narró el fotoperiodista Becerra.

La CNE y el Centro de Investigación en Ciencias del Mar y Limnología (CIMAR) solicita a los turistas y habitantes de las zonas costeras del Pacífico no exponerse innecesariamente a las olas extraordinarias cuando la marea sube hoy y mañana”, dijo la alerta oficial.

Las autoridades recomiendan a los vecinos de las playas estar atentos y acatar las recomendaciones e indicaciones que los Comités de Emergencia señalen, agregó la Comisión.

Golpe muy fuerte
Omar Lizano del CIMAR dio las siguientes recomendaciones:
-Las marejadas de fondo (oleaje) tienen rompimientos muy fuertes, por lo que se recomienda vigilancia en las regiones propensas a erosión.
-Estas marejadas tienen alta probabilidad de generar oscilaciones en los puertos lo que dificulta el atraque de barcos.
-Precaución a los bañistas en todas las playas del Pacífico de Costa Rica por la generación de corrientes de resaca de estas marejadas.
-Precaución a las lanchas pequeñas (menores de 7 m) en la salida de playas, ríos y esteros.Hoy por la tarde llegando a Caldera habia una presa inusual, todo el mundo estaba parqueado a la orilla de la calle entretenidos viendo a los que estaban sobre las rocas tomándose fotos con unas olas mas grandes de lo normal. Las olas estaban gigantes y rompían con mucha fuerza a la pura par de la acera mojándonos a todos. Cuando reventaban se sentía un pequeño temblor en el suelo. Reventaban una detrás de otra, cuando una reventada y se devolvía se topaba con la otra que ya venia y al chocar entre ellas se levantaba una espuma enorme color cafe.Al revisar las noticias el fenómeno responde a intensas tormentas que se producen en el sur del Pacífico del planeta, lo que genera oleaje de gran energía que llega al país en forma de marejada de fondo, por unas tormentas que están cerca de nuestras costas. Por dicha y no nos quedamos mucho tiempo por que a estas horas la calle se encuentra cerrada por que el mar se metió totalmente a la carretera .

 

Oleaje genera temblor

El experimentado fotógrafo de prensa Ezequiel Becerra narró la emergencia vivida en Caldera a las 5 p.m.m del domingo. Se siente como un temblor, contó.

“Hoy por la tarde llegando a Caldera habia una presa inusual, todo el mundo estaba parqueado a la orilla de la calle entretenidos viendo a los que estaban sobre las rocas tomándose fotos con unas olas mas grandes de lo normal. Las olas estaban gigantes y rompían con mucha fuerza a la pura par de la acera mojándonos a todos. Cuando reventaban se sentía un pequeño temblor en el suelo. Reventaban una detrás de otra, cuando una reventada y se devolvía se topaba con la otra que ya venia y al chocar entre ellas se levantaba una espuma enorme color cafe”, agregó.

“Al revisar las noticias el fenómeno responde a intensas tormentas que se producen en el sur del Pacífico del planeta, lo que genera oleaje de gran energía que llega al país en forma de marejada de fondo, por unas tormentas que están cerca de nuestras costas. Por dicha y no nos quedamos mucho tiempo por que a estas horas la calle se encuentra cerrada porque el mar se metió totalmente a la carretera”, dijo Becerra .