Edgar Fonseca, editor PuroPeriodismo.com

Sin ninguna concesión a mano, más que esperar nuevas negociaciones legislativas, el Frente Gremial del Poder Judicial dividido aceptó la tarde del lunes, deponer la huelga judicial que paralizó servicios durante dos semanas y afectó a miles de usuarios generando gran malestar público.

El Poder Judicial anunció que el Frente Gremial aceptó suspender el movimiento de huelga a partir de hoy  1 de agosto.

La huelga se suspende “temporalmente”, anunció por su parte el frente Gremial del Poder Judicial que reconoció que la decisión a que llegaron no fue por unanimidad sino por “mayoría” de los grupos sindicales.

No se aclara cuáles agrupaciones no estuvieron de acuerdo con la firma del fin de la huelga suscrito con el presidente de la Corte Suprema de Justicia, magistrado Carlos Chinchilla.

El Frente Gremial comunicó que dependerá de la acogida que tenga su propuesta a las reformas a su cuestionado régimen de pensiones, que se tramita en la Asamblea Legislativa, de lo contrario se reservan el derecho de convocar de nuevo a huelga.

En el acuerdo no participaron los integrantes de la Sala Constitucional, según un Tuit del Poder Judicial.

“Magistrados Magistradas de la Sala Constitucional no participaron en negociación y firma del acuerdo concertado entre Corte y gremios”, advirtió el Tuit.

Tampoco participaron en la redacción de proyectos sustitutivos. Dado que, deben conocer y resolver asuntos ya planteados sobre tales temas, añadió el Poder Judicial.

Los sindicatos judiciales paralizaron labores en protesta por profundas reformas que se valoran en la Asamblea Legislativa a su criticado régimen de pensiones.

El movimiento huelguístico generó gran rechazo público cuando durante cuatro días fueron retenidos 39 cuerpos en las instalaciones del complejo de medicina forense en San Joaquín de Flores.

En medio de airadas protestas públicas, y tras intervenir la Fuerza Pública, a gestión del magistrado Celso Gamboa, forenses y asistentes volvieron dar servicios de autopsias.

El movimiento se interpretó, también, como una prueba de fuerza contra el recién electo presidente de la Corte Suprema de Justicia, magistrado Chinchilla, quien ha reconocido la procedencia de reformar el polémico régimen de pensiones.

En el anuncio del fin de la huelga, aparecen en una foto oficial el magistrado Chinchilla y la juez y dirigente sindical Adriana Orocú junto a otros jerarcas judiciales.

El presidente Chinchilla aparece firmando el documento.

Fin de la huelga

“Corte Suprema de Justicia y Frente Gremial solicitarán de manera conjunta la desconvocatoria del proyecto de ley 19. 922 cuyo texto fue dictaminado el pasado jueves por la Comisión de Pensiones de la Asamblea Legislativa”, dijo el Poder Judicial al  anunciar elle acuerdo.

“Poder Ejecutivo debe mantener convocatoria proyecto pensiones en sesiones extraordinarias para trámite consultas a sectores interesados”, advirtió la disputada del PLN, Sandra Piszk.

Servicios judiciales se retoman en su totalidad a partir de este 1 de agosto, confirmó un post en la cuenta Facebook de la juez y dirigente sindical, Orocú , de la Asociación Costarricense de la Judicatura (ACOJUD).

“Luego de un proceso de negociación entre la Corte Suprema de Justicia y las asociaciones gremiales del Poder Judicial, se acordó suspender el movimiento de huelga”, añadió.

Los servicios de administración de justicia se brindarán con total normalidad, desde este 1 de agosto, agregó.

El Frente Gremial aceptó suspender el movimiento de huelga y retornar a las laborea ordinarias, confirmó la juez y sindicalista.