Edgar Fonseca, editor PuroPeriodismo.com.

Los desbordamientos que afectaron jueves y viernes el recién estrenado corredor vial Bajos de Chilamate- Vuelta de Kooper forzaron a trabajos de emergencia y las autoridades no descartan nuevas suspensiones del paso por razones de seguridad.

El corredor vial, inaugurado el miércoles, se vio afectado en distintos puntos por inundaciones, anegaciones y la puesta en peligro de conductores cuyos vehículos estuvieron a puntos de ser arrastrados por las correntadas, según reflejan imágenes de usuarios de la ruta, calificada como estratégica para la zona norte.

En las redes se multiplican los mensajes de censura por una obra recién inaugurada, con problemas como estos.

El gobierno calificó de inaceptables las inundaciones. “Por esa razón ordenó una investigación inmediata para determinar las causas, hacer las correcciones necesarias a la mayor brevedad y sentar las responsabilidades que correspondan”, dijo un anuncio del MOPT.

“Todo el levantamento de información realizado hasta el momento es el que permitirá determinar si hay fallas en el proyecto atribuibles al diseño o al proceso constructivo para sentar así las eventuales responsabilidades”, advirtió el ministro de Obras Públicas, German Valverde.

El gobierno recibió la obra de manera parcial . El proyecto tiene pendientes obras por ¢1.700 millones.

Finca La Lidia, sector más afectado

El MOPT,  la constructora Sánchez Carvajal, a cargo de la obra, y la firma supervisora mantienen presencia y monitoreo de las situaciones de inundación que se han venido presentando específicamente en puntos cercanos a la finca La Lidia, dijo el informe oficial.

Los trabajos de valoración –añade– realizados el viernes se concentraron en un punto donde los sistemas de drenaje de la nueva carretera se interconectan con la ruta antigua (Ruta Nacional 250), a la altura de dicha finca, para determinar si este es el punto que esta generando el problema.

Los autoridades informan no sólo un crecimiento significativo del cauce del río Tres Amigos, sino, además, un aporte importante de aguas provenientes de la finca La Lidia. Todas estas situaciones estan bajo valoración para procurar acciones correctivas a la brevedad, ya sea sustitución de alcantarillas u otro tipo de trabajos que prevengan esas contribuciones tan importantes de agua que se están dando, agregó la versión institucional.

La obra no ha sido recibida en su totalidad, por lo cual se le indicará a la empresa constructora ejecutar las acciones que sean necesarias para corregir cualquier situación que cause el problema. añadieron.

Entre dichas obras figuran, según el ministro Valverde,  retornos, rampas de paso directo, incremento de elementos adicionales de seguridad, aceras,previstas a  iniciar en el tercer trimestre del año.

El nuevo corredor vial se extiende 27 kilómetros desde la localidad de Bajos de Chilamate en Sarapiquí, Heredia hasta Vuelta de Kooper en San Carlos. Atraviesa los cantones de San Carlos (10km), Río Cuarto (11km) y Sarapiquí (6km).

El proyecto incluyó  8 puentes mayores ubicados en  San Pedro (12m), Río Toro (115,5m), quebrada Pericos (30m), quebrada Campamento (30 m), río Sardinal (53,7m), río Caño Negro (42 m) y río Cuarto (71,9 m) y río Tres Amigos  de (48,48m), según la Presidencia.

La obra fue financiada con aporte local e internacional:

  •  $52,45 millones, empréstito por la CAF-Banco de Desarrollo de América Latina;
  • ¢3.368 millones, contrapartida local empleada en la supervisión de las obras,
  • ¢38,7 millones aportados por municipalidades de San Carlos, Grecia, Sarapiquí
  • ¢38,7 millones, Zona Económica Especial.
  • $22 millones de obras adicionales (adendas), presupuesto MOPT.