Edgar Fonseca, editor

El magistrado Celso Gamboa, investigado por Corte Plena por una alegada relación con un empresario importador de cemento chino, le pide cuentas publicas al diputado Ottón Solís, debido a una presunta reunion que sostuvieron ambos en la casa del máximo juez. entonces subjefe del Ministerio Publico.

Según Gamboa, Solís llegó con un supuesto pedido que no reveló.

Gamboa es investigado por Corte Plena al trascender la alegada relación con el empresario Juan Carlos Bolaños en el epicentro del escandallo denominado el “cementazo”. El caso sacude al gobierno del presidente Luis Guillermo Solís y a otros sectores políticos.

El diputado Solís, quien lidera una comisión legislativa investigadora de dicho escándalo, debido a cuestionados créditos por $30 millones  a la firma Sinocem, vinculada al empresario, critica la idoneidad del magistrado Gamboa.

En su blog personal en que ha venido haciendo comentarios alusivos al escándalo, Gamboa se refiere este jueves al presunto encuentro con el diputado Solís.

No fue sorpresa, dice

“No llegó de sorpresa, me había solicitado ese mismo día que le recibiera y como Subjefe del Ministerio Público (no era ministro como manifestó en el plenario) le abrí la puerta de mi hogar por su investidura de diputado, aunque era una conducta extraña que en su momento reporté a mi entonces jefe don Jorge Chavarría”, sostiene el magistrado Gamboa.

“El contenido de la conversación no lo voy a hacer de conocimiento público por este medio, pero en la instancia de investigación que corresponda, sea legislativa o Tribunales de Justicia, con gusto colaboraré: es mi deber. Nada más puedo adelantar que el motivo de la reunión es distinto al que el señor Ottón indicó en el plenario: lo que dijo no es cierto”, agrega.

Un acusador privado

“A su vez, el mismo don Jorge Chavarría en el programa Hablando Claro lo señala: quería un acusador privado manejado desde su curul para acabar con sus enemigos políticos”, dice Gamboa.

“Espero que sus solicitudes no acogidas no sean la verdadera estrategia que utiliza para manchar mi nombre sin reparo alguno. Y es que no es la primera vez que Ottón narra hechos alternativos con un tema relacionado conmigo, ya que en el Semanario Universidad indicó lo siguiente:

“Antes el PUSC y el PLN se alternaban la elección de magistrados. Ahora las cosas son más complicadas y lentas, pero pude ver de nuevo a esos partidos actuar como en el pasado, al impedir que compareciera el magistrado Jesús Ramírez para reelegirse. De Celso Gamboa sé de estrategias para ganarse la voluntad de diputados. La mía me la quiso comprar pasándome información de todo lo que pasaba en el gobierno de Luis Guillermo ” Ottón Solís. Semanario Universidad.

Absolutamente falso. Don Ottón aquel día se retiró de casa con educación pero sin felicidad ya que mis respuestas jurídicas no fueron de su agrado, lo que él quería de mí como subjefe del Ministerio Público no fue satisfecho. Lo remití a que presentara su solicitud por la vía correspondiente, como efectivamente lo hizo”a, agrega.

“Cuando me postulé para magistrado –consigna Gamboa– sabía que no contaba con su voto y lo acepté. Mi comunicación sobre el tema está en mi whatsapp y también en el de él salvo que la haya borrado:

otton solis celso gamboa

Confío que él revelará lo que vino a pedir a mi hogar por razones éticas y por mística”.

“Y al mismo tiempo, espero que no esté cohonestando una estrategia para sacarme de la Corte y colocar a alguien que le diga que sí a todo.

“¡Para verdades, el tiempo!”, concluye el magistrado Gamboa