Edgar Fonseca, editor

La grave crisis fiscal que enfrenta el país gravitó en las designaciones de vicepresidentes del PLN y el PUSC. El PAC optó por un dirigente sindical del sector educativo como uno de sus vicepresidentes.

Edgar Ayales Esna, experimentado economista, exministro de Hacienda de la administración Chinchilla, es la apuesta del candidato verdiblanco, Antonio Álvarez Desanti, como su primer vicepresidente para hacerle frente a la crisis fiscal en ciernes, con un déficit del 6%.

Junto a Ayales, Álvarez escogió a la periodista y politóloga Victoria Gamboa Ross como segunda vicepresidenta para que le encabece la gestión social de una eventual administración del PLN a partir de mayo del 2018.

Por el PUSC, otra economista, Edna Camacho, exviceministra de Hacienda, de vasta trayectoria en el sector privado fue designada a la primera vicepresidencia por el candidato Rodolfo Piza Rocafort. Escogió como segundo vicepresidente al ingeniero civil Max Umaña para impulsar obra pública, entre ella un metro.

El PAC integró a su papeleta a Epsy Campbell, diputada y exaspirante presidencial, como candidata a la primera vicepresidencia. El sindicalista educativo Marvin Rodríguez, quien lideró un a huelga del magisterio en 2014 fue escogido para la segunda vicepresidencia por el candidato Carlos Alvarado.

El mejor equipo

Con la fórmula de Edgar Ayales y Victoria Gamboa, el candidato Antonio Álvarez del PLN sostuvo que presentaba el mejor equipo para gobernar. El anuncio lo hizo la mañana de este domingo en el Centro de Eventos Pedregal al lado de su esposa Nuria Marín y de los demás dirigentes de campaña.

“Con ilusión, optimismo y energía, hoy presenté al mejor equipo que este país ocupa para retomar el camino de las oportunidades, del empleo, de la seguridad ciudadana y el desarrollo social”, agregó.

“Victoria Gamboa Ross es una mujer comprometida con las grandes causas sociales. Edgar Ayales es un hombre con amplia experiencia y conocimiento. Ambas son personas honestas que darán lo mejor por el país”, dijo.

Ayales jugó un rol crucial en a estabilidad macrooecónómica de la administración Chinchilla, tras la crisis de 2008. Planteó un gran propuesta de consenso fiscal que fue avalada por el fundador del PAC, Ottón Solís, pero fue rechazada en Sala IV.

Ayales Esna es economista y posee una maestría de la Universidad de Kent en Reino Unido. Fue profesor de economía de la Universidad de Costa Rica, la Universidad Nacional y la Universidad Autónoma de Centroamérica. Ayales también se ha desempeñado en diversos cargos como consultor: en el Banco Central de Costa Rica, Banco Central de Angola y Banco Central de Surinam. Además tiene una amplia experiencia como director de instituciones tales como el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo. En el Fondo Monetario Internacional ejerció las labores de asesor del Director Ejecutivo y Director Adjunto del Departamento de Estadística, destaca un resumen biográfico del Banco Mundial.

Economía y obras

Las vicepresidencias reflejan compromiso de crecimiento económico y de impulsar las obras que ocupa el país, destacó el candidato Rodolfo Piza del PUSC.

“Conozco a doña Edna hace muchos años, es muy capaz y ha demostrado ser intachable en lo público (Viceministra de Hacienda) y en lo privado”, enfatizó.

“Con Max me une una pasión, ver la primera línea de Metro; pero sobre todo, hacer lo que no se ha hecho en muchos años: hacer obra pública”, añadió.

En medio del escándalo del “cementazo” que salpica a figuras de su partido, Piza anunció cero tolerancia a la corrupción. “Para la bancarrota moral: más transparencia, menos discrecionalidad y cero impunidad. Cero peculado, cero tráfico de influencias”. “Hoy en Asamblea Nacional, se acordó por unanimidad el compromiso contra corrupción el cual fue firmado por las y los candidatos a diputados”, dijo.

El rumbo correcto

De la mano de un equipo capaz y comprometido desde las Vicepresidencias de la República, llevaremos a nuestro país por el rumbo correcto, dijo el candidato Carlos Alvarado del PAC al hacer los anuncios.

La más reciente campaña del aspirante en redes no menciona al partido, envuelto en un profundo escándalo de alegado tráfico de influencias desde Casa Presidencial, sino solo su nombre “Carlos 2018”.

“Nuestra tarea hoy, es hacerle saber a Costa Rica que sí se puede salir adelante: con honestidad y con mucho trabajo”, añadió.

“Tenemos un compromiso con las mujeres y la reducción de las desigualdades. Nuestros equipos, están conformados de una manera paritaria”, dijo.

“La CR desarrollada será posible en cuanto erradiquemos todas las formas de desigualdad: de género, territorial, económica, salarial”, agregó.

“Nuestro compromiso central es con la educación. Históricamente hemos apostado a este sector como el principal recurso para el desarrollo”, enfatizó.