Colombia es un país que, en medio de sus problemas, sabe disfrutar de la vida y sus placeres, narra el periodista Natalio Cosoy quien cubrió la vida en esa hermana nación durante 33 meses como corresponsal de BBC Mundo.

No hay rincón de Colombia –dice– ni desierto, ni selva, ni montaña, al que no llegue la música, ni la cerveza.

“Tampoco existe excusa suficiente para decirle que no a una buena rumba y bailar, uno de los tantos buenos motivos para volver a Colombia, junto con su gente, sus paisajes y sus inagotables historias.

“Todavía casi sin irme y ya tengo ganas de volver, volver a seguir marcando puntos azules en el mapa, a seguir entendiendo cada vez mejor el país para sentir que cada vez es más difícil contarlo”.

 

Ver informe especial BBC Mundo: El adiós del corresponsal de BBC a la compleja y apasionante Colombia/Revista Semana, Bogotá

a