Costa Rica asesta otro rudo golpe a Ortega en La Haya/Corte ratifica soberanía marítima del país

309

 

  • Histórico fallo de la Corte Internacional de Justicia acoge argumentos de Costa Rica en la delimitación marítima con Nicaragua, destaca Cancillería
  • Costa Rica gana 10.000 kilómetros cuadrados en el Mar Caribe
  • Sentencia garantiza el acceso al domo término y a extensas áreas de pesca en la zona del Pacífico norte, dice Relaciones Exteriores
  • Nicaragua debe retirar campamento militar de playa costarricense en isla Portillos

Edgar Fonseca, editor

Costa Rica le asestó un rudo golpe a los intentos expansionistas limítrofes del régimen de Daniel Ortega al ratificar la Corte Internacional de Justicia de La Haya, este viernes, la soberanía marítima del país sin ceder un milímetro a las pretensiones de Managua.

“Luego de esta nueva gesta histórica, Costa Rica consolida todos sus espacios marítimos, que conjuntamente entre el Mar Caribe y el Océano Pacífico suman casi 600,000 kilómetros cuadrados”, destacó el Ministerio de Relaciones Exteriores en San José.

Una vez más victoriosos

“Costa Rica ha salido una vez más victoriosa. La Corte le ha dado la razón a nuestro país frente a las pretensiones de Nicaragua de apropiarse de espacios marítimos costarricenses para la exploración y explotación de petróleo y gas”, afirmó el Canciller Manuel A. González tras conocerse el fallo.

“Pero más importante — exaltó– Costa Rica ha logrado reivindicar unos 10.000 kilómetros cuadrados adicionales en el Mar Caribe y garantizar el acceso al domo término y a extensas áreas de pesca en la zona del Pacífico norte”.

El Gobierno tico también celebró “que la Corte haya obligado a Nicaragua a retirar el campamento militar que instaló en la playa de Isla Portillos. Estas decisiones reafirman la relevancia del derecho internacional para Costa Rica, como un mecanismo efectivo para la resolución de disputas internacionales de forma pacífica”.

Lamento en Managua

En Managua, el diario La Prensa, principal medio independiente, lamentó los extremos de la sentencia de La Haya y en particular la soberanía de Costa Rica en isla Portillos, Caribe.

Pero el Gobierno de Managua reaccionó triunfalista tras la sentencia, según un comunicado que leyó la vicepresidenta y compañera de Ortega, Rosario Murillo.

Como premio de consolación, la Corte de La Haya redujo a $378 mil la pretensión de $6,7 millones de Costa Rica  por los daños ambientales ocasionados por las tropas nicaragüenses en isla Calero durante la invasión de 2010.

“El Gobierno de Nicaragua  se complace en anunciar que la Corte Internacional de Justicia de La Haya ha rechazado el 95% de las peticiones de Costa Rica por compensación de Nicaragua por ciertas actividades que la Corte determinó anteriormente que Nicaragua había llevado a cabo en territorio costarricense cerca de la desembocadura del Río San Juan de Nicaragua”, detalló un comunicado del gobierno de Ortega.

“Gesta histórica”

En una segunda sentencia que golpea al régimen de Ortega –la primera se dio en diciembre de 2015 y lo condenó por la invasión de isla Calero– a Corte Internacional de Justicia (CIJ) dictó este viernes lo que fue calificado por la Cancillería como “un histórico fallo sobre los casos “Delimitación Marítima en el Mar Caribe y en el Océano Pacífico (Costa Rica v. Nicaragua)” y “Frontera Terrestre en la Parte Norte de Isla Portillos (Costa Rica v. Nicaragua)”, en el que delimitó la frontera marítima entre ambos países y ordenó a Nicaragua retirar un campamento militar de la playa costarricense de Isla Portillos”.

Ortega andaba ofertando mar tico

El primer caso –enfatiza Relaciones Exteriores– fue presentado por Costa Rica el 25 de febrero del 2014, luego de que Nicaragua ofertara bloques marítimos para la exploración y explotación de petróleo y gas, tanto en el Océano Pacífico como en el Mar Caribe, tal y como ha sido reivindicado ante la Corte.

Relaciones Exteriores detalla lo resuelto por la Corte de La Haya así:

Océano Pacífico:
– Acoge la propuesta de delimitación de Costa Rica en el mar territorial.
– Rechaza las intenciones de Nicaragua de hacer la delimitación marítima borrando la Península de Nicoya.
– Rechaza las intenciones de Nicaragua de hacerse de espacios marítimos costarricenses para la exploración y explotación de petróleo y gas.
-Garantiza a Costa Rica el acceso al domo término y a extensas áreas de pesca en la zona del Pacífico norte.
– Costa Rica gana proyección completa de la isla de Santa Elena en el mar territorial.

Mar Caribe:
– Acoge la tesis costarricense de delimitar esa zona marítima sobre la base de la proyección de las costas de ambos Estados, eliminando la tesis de que Nicaragua había heredado los límites con Colombia.
– Establece coordenadas limítrofes que le garantizan el gane al Estado costarricense, seguridad jurídica y proyectar más al norte lo que Nicaragua proponía por año.
– Costa Rica gana aproximadamente unos 10.000 km2 sobre la base de la línea petrolera, alrededor de unos 1.500 km2 en la zona petrolera.

El segundo caso –según la Cancillería– fue presentado ante la CIJ el 16 de enero del 2017, luego que Costa Rica documentó que el ejército nicaragüense había trasladado un campamento militar de la playa de la Laguna Los Portillos hacia el oeste, sobre el territorio costarricense de la playa de Isla Portillos. Al respecto, Nicaragua reclamó como propia la totalidad de la playa de Isla Portillos entre la Laguna Los Portillos y la desembocadura del río San Juan. Ante los alegatos de cada una de las partes la Corte determinó que:

– El único territorio nicaragüense en ese sector lo comprende la laguna Portillos y el cordón litoral que la separa del mar.
– Según los jueces, Nicaragua situó el campamento militar en territorio costarricense y es una clara violación a nuestra soberanía.
-Ordenó a Nicaragua a retirar, de inmediato, el campamento militar que instaló en la playa de Isla Portillos en desafío a la sentencia del 2015 de esa misma Corte Internacional Justicia.

El Presidente de la República, Luis Guillermo Solís Rivera alabó  la decisión de la Corte y felicitó al equipo legal que ha defendido a nuestro país en este alto Tribunal Internacional, conforme la Cancillería.

El Gobierno felicitó la labor del equipo jurídico nacional  integrado por el ex Embajador Edgar Ugalde, como Agente; el Embajador ante Países Bajos, Sergio Ugalde, como Co-Agente y Abogado; y los abogados Arnoldo Brenes, Marcelo Kohen, Samuel Wordsworth, Coalter Lathrop, Kate Parlet t, Katherine del Mar, Simon Olleson y Ricardo Otárola, así como otros funcionarios de la Cancillería costarricense.