Cecilia, la mujer del milagro que hace santo a Monseñor Romero

285

PurPeriodismo.com/Foto elsalvador.com

Cecilia Maribel Flores de Rivas, una salvadoreña de 35 años, quien en 2015 estuvo al borde de la muerte por un mal que le afectó el hígado y un riñón, y quien sobrevivió tras intercesión al beato Monseñor Oscar Arnulfo Romero, es la mujer del milagro por el que este será canonizado.

Así lo relata un informe especial del Diario de Hoy de San Salvador.

Cesárea de emergencia

Cecilia –dice el diario– llegó al ISSS con la presión alta y viendo luces el 27 de agosto de 2015. Madre ya de un niño y una niña en embarazos complicados, tenía una cesárea programada para inicios de septiembre; pero su condición cambió los planes de los médicos.

Los doctores le diagnosticaron preeclampsia, por lo que hubo que hacerle una cesárea de emergencia… Luis Carlos, su tercer hijo, nació el 28 de agosto.

Cecilia no se había recuperado de la cesárea cuando empezó a sentir nuevas molestias, entre estas dolor e inflamación abdominal que hicieron sospechar a los médicos que, posiblemente, se había producido una fisura en la vejiga durante la cesárea.

Le indujeron un coma

La llevaron de nuevo al quirófano. Esta vez los médicos se dieron cuenta de que tenía problemas con el hígado y un riñón. Así, le diagnosticaron síndrome de HELLP. Como parte del tratamiento, le indujeron un coma y le empezaron a hacer hemodiálisis.

Alejandro Rivas, su esposo, no podía creer que un día ella estuviera contenta tras dar a luz a Luis Carlos, su tercer hijo, y al día siguiente estuviera en coma.

Y le dijeron rece…

El médico le dijo que si creía en algo o en alguien, que rezara, pues médicamente había poco que hacer por ella.

Él se tiró al suelo y rezó. Tomó la Biblia de su abuela y la abrió. Una estampa de Monseñor Romero, que quizá ella había guardado ahí, le sirvió para pedir la intercesión del obispo mártir. El 10 de septiembre de 2015 Cecilia, a quien los médicos dieron nulas esperanzas de vida, salió del coma y pudo ver de nuevo a su esposo y a su bebé.

… La mañana de este miércoles, mientras preparaba panqueques para el desayuno de su familia, un mensaje de WhatApps enviado por la secretaria de monseñor Rafael Urrutia la sorprendió:

¡Cecilia! ¡Cecilia! ¡El Vaticano hará santo al beato Monseñor Romero!, narra el Diario de Hoy.

Ver Diario de Hoy , San Salvador