Edgar Fonseca, editor/Foto ticotimes.net

“El país queda peor”, advierte el sociólogo José Alberto Rodríguez, presidente de la encuestadora Demoscopía, al hacer un balance del cuatrienio de la administración del presidente Luis Guillermo Solís.

“Todo periodo gubernamental en el cual hay estancamiento e incumplimiento, incapacidad para generar cambios significativos, genera involución”, enfatiza Rodríguez cuando se acerca el fin de la gestión del primer gobierno PAC.

“La esterilidad es una característica de esta administración”, sentencia.

¿Tres logros clave?

-Si por logros entendemos aquellos proyectos y programas de trascendencia nacional, para el presente y el futuro del país, en diversos campos como la educación, la salud, situación fiscal, infraestructura, fomento al desarrollo empresarial y empleo, seguridad ciudadana y calidad de vida, y otras dimensiones más; el saldo es totalmente negativo. Este gobierno se ha caracterizado por sostener algunos programas ya existentes, dejar inconclusos o realizar muy pocos proyectos de infraestructura y  en otros campos. La esterilidad es una característica de esta administración.

El siguiente apartado es solo para divertir…

-Podríamos preguntarnos “sobre qué y cómo recordaremos a este gobierno”. Referido a temas sustantivos, la respuesta debe de esperar mucho tiempo y un gran esfuerzo mental. No encuentro una sola obra, proyecto o programa que dé respuesta a esta pregunta. Es la NADA. Pero si la misma pregunta la realizamos y eliminamos “lo sustantivo”, de inmediato vienen a nuestra mente, anécdotas como:

  • La casa de cristal
  • La poda de los árboles de Casa Presidencial, para que nos vean
  • El tour para saludar a los vecinos de la Casa Presidencial
  • La bandera de la diversidad, ondeando en “la casa de todos los costarricenses”
  • El sui generis y típico ministro de la presidencia, arzobispo don Melvin
  • El alarde de que poseía el auto más destartalado de la clase política
  • La denuncia en el  escenario del teatro Melico Salazar,  el show sobre la corrupción apocalíptica del gobierno de Laura Chinchilla
  • El lanzamiento de la meta de más de 200.000 empleos, sin consulta ni coordinación con el sector empresarial
  • El abandono de la sala de conferencias en la ONU
  • El aumento al presupuesto de las universidades el primer año
  • La celebración porque se logró bajar la pobreza, en un porcentaje inferior al margen de error de la medición, lo cual también podía significar que aumentó
  • El manipuleo sobre el control del gasto y la desinformación hacia el ciudadano
  • Sus vínculos tóxicos con Morales y Figueres
  • Sus permanentes coqueteos con la izquierda, y la negociación con los sindicatos
  • La consulta oculta a la CIDH, sobre el matrimonio de personas del mismo género, y la calculada información en el proceso político
  • El Big Man

Son solo algunos, fin de la diversión.

-¿Tres vacíos clave?

-Entre los vacíos clave puedo señalar:

  1. Falta de capacidad de diálogo y negociación, sumado a la ausencia de un verdadero Ministro de la Presidencia.
  2. Ausencia de un programa de trabajo con visión de futuro. Siempre existió la ausencia de una ruta de acción y la visualización de productos o  metas a lograr. Imposible suponer hacia dónde estaba orientando al país y cuándo llegaríamos. La improvisación fue la regla de juego. La incapacidad gerencial fue la atmósfera en que gobernaron.
  3. Actuó con poses moralistas, al margen de los principios de la ética; en consecuencia, se alimentó la corrupción y la misma fortaleció sus raíces. La falta de transparencia fue parte de un estilo de ejercer el poder. Predominó la adicción al protagonismo sobre asuntos superficiales y casuísticos, despreciando lo esencial y sustantivo. El gran sacerdote de este estilo fue el Presidente.
  4. Temor para realizar cambios significativos para el país. Ha sido un gobierno rehén de los sindicatos de izquierda y otros grupos de interés. Solapadamente antiempresa privada.
  5. Total incompetencia y alta manipulación para controlar el gasto público y los privilegios de la nomenclatura Estatal.
  6. Su equipo de trabajo se caracterizó por la mediocridad e improvisación. La excelencia profesional fue una “variable exótica”.

-¿Deja mejor, igual o peor al país que como lo asumió? ¿Por qué?

-El  país queda peor. Todo periodo gubernamental en el cual hay estancamiento e incumplimiento, incapacidad para generar cambios significativos, genera involución. En consecuencia, los plazos de recuperación son más largos y se tiende a la “no recuperación o recuperación a medias”. Las estadísticas de criminalidad han subido, el crecimiento del empleo es muy bajo (hay que recordar que prometió más de 200.000 empleos y nunca consulto al sector empresarial), la educación se centró en temas como las guía de sexualidad, sin entrarle a la problemática de la calidad de la educación y de los docentes, el desarrollo de la infraestructura vial y otros ha tenido un cumplimiento inferior al 50%.

El costo de la energía eléctrica continua en aumento, con la absurda posición de no permitir la  apertura del mercado, todo ello para amparar las instituciones estales y no perturbar a sus sindicatos. Múltiples empresas han abandonado el país.

El bien común, el mejoramiento de la calidad de vida del ciudadano, han sido relegados por el cálculo político, la complacencia a grupos no esenciales para el desarrollo del país. Ha sido un gobierno que “cuando inicio su gestión, no sabía para dónde se dirigía, cuando supuestamente se dirigían no sabían hacia dónde, y, cuando han llegado al final del periodo, no saben dónde están”.

-Buena, regular o mala, ¿cómo calificaría, finalmente, la gestión de la administración Solís? ¿Por qué la califica así?

-La califico de mala. Algunas razones están apuntadas anteriormente, pero aún hay muchas más.

 

1 COMENTARIO

Comments are closed.