¡Nos jugamos la vida ante un gigante!/Ramírez piensa en poder ganar

190

Edgar Fonseca, editor/ Foto Fedefutbol.com

La Selección Nacional se jugará este viernes ante la poderosa Brasil una carta crucial en el Mundial Rusia 2018.

Lo hará con una sola variante, con el deseo de ganar pero sin descartar un empate y consciente del enemigo al frente.

“Antes del empate me gustaría guardar la posibilidad de poder ganar”, sostuvo del técnico nacional Oscar Ramírez horas antes del decisivo encuentro que se jugará en el Zenit Arena, San Petersburgo, a partir de las 3 p.m. (6 a.m. hora tica), por el segundo encuentro por la fase de grupos.

“Brasil suele ceder el balón para ver si el rival se equivoca y pierde la pelota. Ellos en el contragolpe son muy fuertes. También tienen una buena distribución del balón”, insistió Ramírez, según el sitio oficial Fedefutbol.com.

Unica variante

El once estelar saldrá con un a variante, anunció Ramírez.

“La única variante es Bryan Oviedo en lugar de Francisco Calvo. Se mantiene la misma estructura”, dijo el técnico de la nacional, en la conferencia de prensa oficial de la FIFA.

Costa Rica saltará al terreno de juego con: Keylor Navas, Cristian Gamboa, Giancarlo González, Johnny Acosta, Oscar Duarte, Bryan Oviedo, David Guzmán, Celso Borges, Bryan Ruiz, Johan Venegas y Marco Ureña.

La Sele mantendrá la estructura táctica, pero hará algunas variantes en los conceptos de juego, cita Fedefutbol.com.

No desgastarse

“En el primer periodo el equipo cederá la iniciativa, pero posteriormente trataremos de buscar el juego, cuando Brasil acumule un desgaste”, agregó Ramírez.

Con la pérdida ante Serbia el panorama es complejo, por lo que buscarán llegar con opciones al tercer juego, reconoció Ramírez.

“Dentro de lo que teníamos planificado el primer resultado era básico. Estamos claros que después del partido ante Serbia las cosas se complicaron, pero seguiremos luchando”, agregó.

Sobre los brasileños el estratega aseguró tener claro los escenarios donde los ticos podrán sacar ventaja.

“Balón parado es un arma o si van al ataque nos pueden dar ese chance de poder llegar. Antes del empate me gustaría guardar la posibilidad de poder ganar”, ratificó.

  • Con información de Joselyn Hernández, Fedefutbol.com