Al periodista saudí le ataron el cuello y le taparon la boca

232

PuroPeriodismo.com/ Foto diario Clarín, Buenos Aires

Un agente del Gobierno de Arabia Saudita que habló con la agencia Reuters bajo condición de anonimato dio una nueva versión sobre la muerte del periodista Jamal Khashoggi en el consulado saudita de Estambul que contradice el relato oficial en puntos clave, destaca el diario Clarín de Buenos Aires.

Al periodista le tendieron una trampa en el consulado. Lo intentaron secuestrar y se resistió, añade el informe.

Para evitar que descubriera a sus captores ante las demás personas del consulado (desde empleados a visitantes) le ataron el cuello y le taparon la boca. “Intentaban evitar que gritara pero murió”, ha revelado la fuente. “La intención no era matarlo”, pero “si pones a alguien de la edad de Khashoggi en esa posición probablemente morirá”, ha apostillado, cita Clarín.

El equipo, asustado por la muerte de Khashoggi, siempre según la versión de esta fuente gubernamental, ideó un plan para encubrirla. Enrollaron el cadáver en una alfombra y lo sacaron de las instalaciones con un coche del consulado para entregárselo a un “colaborador local” que se deshizo del cuerpo de Khashoggi.

Ver: diario Clarín, Buenos Aires