Airados manifestantes casi agreden al presidente a un costado del Teatro Nacional

395

Edgar Fonseca, editor, Foto Presidencia

El Presidente de la República, Carlos Alvarado, estuvo a punto de ser agredido esta mañana por airados manifestantes que lo cercaron mientras era sacado de emergencia del Teatro Nacional.

El incidente se vivió aproximadamente a las 11 a.m. en las afueras del teatro donde se dieron cita decenas de manifestantes que se oponen al plan de reforma fiscal.

Los manifestantes formaron una cadena frente a la entrada principal del teatro para impedir la salida del presidente, de su esposa Claudia Dobles, de ministros y de representantes de organismos internacionales que participaban en el IV Congreso Nacional de Movilidad Urbana.

Algunos de los manifestantes se acercaron airados a la salida del mandatario y le lanzaron todo tipo de insultos. Uno le gritó: “pendejo” por no salir y darle la cara a ellos.

El gobernante debió ser sacado de emergencia por las autoridades por el costado norte del recinto hacia el bulevar de la avenida Central.

A su paso algunos de los manifestantes continuaron aproximándolo y vociferando y gritando en contra suya, según videos que circulan en las redes.

Este es el incidente más severo que enfrenta el gobernante desde que estalló el conflicto con dirigentes sindicales que el 10 de agosto decretaron un paro en el sector público particularmente en servicios de salud y educación.

“Que nadie nos quite la paz de transitar libremente por nuestro país, que nadie nos quite la oportunidad como democracia de discutir en paz y respeto. No vamos a aflojar, vamos a seguir adelante”, dijo Alvarado en un tuit, a las 12:21 mediodía, tras este suceso.

“Seguimos en el Teatro Nacional en el IV Congreso Nacional de Movilidad! Arrancando nuestro panel de “Movilidad y género”, posteó la Primera Dama en Twitter a las 12:29 con una imagen suya en primer plano y al fondo los asistentes al evento.

Tras el incidente los manifestantes se desplazaron hacia la Asamblea Legislativa.

ICE investigará

El ICE anunció que investigará la supuesta participación de empleados de la entidad en los incidentes de esta mañana como lo divulgaron algunos medios en el sitio.

“El Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) repudia los hechos presentados esta mañana en las afueras del Teatro Nacional”, consignó la entidad en un comunicado.

“Sobre la participación de funcionarios del Instituto se informa a la opinión pública, que se abrirá de inmediato una investigación interna y de acuerdo con los resultados obtenidos, se tomarán las acciones administrativas correspondientes”, agregó la versión oficial.

Cámaras repudian el intento de agresión

El influyente sector empresarial agrupado en la Unión de Cámaras (UCCAEP) censuró el intento de agresión contra el presidente Alvarado.
“El sector empresarial, representado por UCCAEP reprocha y condena los actos que cometieron un grupo de huelguistas contra el presidente de la República”, destacó la entidad del sector privado junto con un mensaje de su presidente Gonzalo Delgado.
La Cámara de Comercio  también  repudió  “el irrespeto y la actitud de los manifestantes ante el Presidente de la República, Carlos Alvarado Quesada a su salida del Teatro Nacional”, dijo la entidad empresarial en un comunicado suscrito por Julio Castilla Peláez, primer vicepresidente.
“Reiteramos, añadieron, que estos hechos sobrepasan la legalidad, las buenas intenciones y están muy lejos del derecho de manifestarse que tiene la población trabajadora del sector público y privado nacional”.
“Ante todo se debe respetar la investidura presidencial, ya que indistintamente de no estar de acuerdo con su posiciones, acciones o comportamiento, bajo ninguna circunstancia el Primer Mandatario de la República debe ser objeto de improperios, agresiones o manifestaciones irrespetuosas”, destacó la Cámara.
“Instamos a las autoridades a actuar con firmeza y mucha determinación frente a estos hechos y solicitamos que se abra una investigación y se acuse con todo el rigor de la Ley a quienes participaron en un acto que deshonra al país y NO nos representa”.