OIJ: red del “Gringo” usaba casas de seguridad para planear asaltos, proteger líderes y torturar víctimas

630

Edgar Fonseca, editor/Foto OIJ

Una gran red narco-criminal que usaba casas de seguridad en sectores de clase media y alta, planeaba asaltos, protegía a sus cabecillas y torturaba a víctimas fue desmantelada, finalmente, por el OIJ y la Fiscalía en un múltiple operativo ayer con 12 detenciones tras 12 allanamientos en Pavas, Alajuela y la zona sur, confirmaron las autoridades judiciales.

“La sección contra Crimen Organizado del OIJ da por concluida la investigación que empezó hace dos años y dirigida contra la organización que regentaba un sujeto identificado como “Gringo”, afirmó, a la prensa, Walter Espinoza, director del OIJ.

“La investigación inició desde el año 2016 y, aún luego del fallecimiento de este sujeto, la organización continuó operando”, dijo.

“Al día de hoy –informó– tenemos 56 personas adscritas a este grupo criminal”.

El grupo es vinculado por las autoridades a un  nicaragüense de apellido Guido, “Gringo”, quien apareció muerto hace 11 meses en el Bajo Los Ledezma, La Uruca, con evidentes signos de tortura.

12 allanamientos, capturas, decomisos

La Fiscalía Adjunta de Narcotráfico y Delitos Conexos dirigió los 12 allanamientos en Pavas, Alajuela y la zona sur del país.

El grupo criminal  es vinculado por las autoridades al tráfico de drogas y a sustraer ese tipo de sustancias a otras organizaciones,. También se dedicaba a cobrar de dinero y a consumar homicidios de personas que habían tenido conflictos con algún miembro del grupo.

Según la Fiscalía, capturaron 12 personas y  decomisaron armas tipo AK47, escopeta, revólver, 9 mm y gran cantidad de municiones.

Las autoridades también se incautaron de dos paquetes de marihuana comprimida, puchos y puntas de cocaína, más de ¢7.000.000 en efectivo y 55 billetes falsos de $100.

La Fiscalía ratificó que el grupo criminal había sido liderado por Guido, quien fue ultimado en diciembre del 2017.

En los operativos de ayer fueron capturadas siete mujeres de apellidos Alpízar, Calderón, Madrigal, Torrente, Rojas, Montoya y Ponce, respectivamente, y cinco hombres: Cordero, Carrillo, Vargas, Lozada y Zúñiga.

Se les tomó la declaración indagatoria y, posteriormente, la Fiscalía los permitió  a las órdenes del Juzgado Penal de San José, para la solicitud de medidas cautelares.

Casas de seguridad

Según las investigaciones, los detenidos  alquilaban propiedades de alto nivel económico que convertían en casas de seguridad, para resguardar y distribuir las sustancias ilícitas.

Conseguían la droga en la zona sur y la llevaban hasta el Valle Central, para distribuirla en puntos de venta ubicados en La Uruca, principalmente en La Carpio y Bajo Los Ledezma, en Pavas, Alajuelita, Hatillo, Grecia, Naranjo y Palmares.

Según la Fiscalía esta organización está integrada por 52 personas, de las cuales 32 se encuentran detenidas por otras causas penales, principalmente relacionadas con homicidios.

Las diligencias son parte del expediente 17-00043-1219-PE, citó el ente fiscal.