Carla Stefaniak, fuerte, independiente, nunca cambió, dicen sus familiares y amistades

414

Edgar Fonseca, editor/Foto diario El Nuevo Herald, Miami

Una mujer de carácter fuerte, independiente, que nunca cambió…

Así describen familiares y amigos a Carla Stefaniak, la turista venezolana, de 36 años, muerta en un hotel de San Antonio de Escazú el 27 de noviembre, la víspera de su salida del país tras una semana de vacaciones, detalla un informe del diario El Nuevo Herald de Miami

“Así era mi hermana de niña y luego de adulta: fuerte e independiente. Nunca cambió”, relató su hermano Mario Caicedo, quien vive en Orlando.

Esa misma determinación condujo a Stefaniak, que trabajaba como agente de seguros en Miami, hacia la madurez y en años recientes, por todo el mundo, en su meta por convertirse en una personalidad influyente de las redes sociales. En su galería de Instagram, Stefaniak aparece caminando por las heladas tierras de Groenlandia, montada en lujosos yates por el Caribe y posando apasionadamente delante de un cielo espectacular.

Su objetivo, sin embargo, quedó trunco en su última escala, San José, Costa Rica, donde Stefaniak fue hallada muerta a cuchilladas días antes de cumplir 36 años el 28 de noviembre.