Sacerdote vinculado a supuesto abuso arrestado cuando intentaba salir por Paso Canoas

434

Edgar Fonseca, editor/Foto Migración

Un sacerdote de apellido Morales, acusado de un presunto abuso sexual, fue detenido la mañana de este jueves cuando intentaba salir del paìs por el puesto migratorio de Paso Canoas, confirmaron autoridades judiciales.

La Fiscalía Adjunta de Asuntos de Género confirmó la detención de Morales, en Paso Canoas, ratificó Sharon Hernández, portavoz del Ministerio Público.

El religioso es investigado como sospechoso de cometer un presunto delito sexual, agregó la fuente.

Migración informó que Morales fue detenido a las 6:34 a.m. cuando se presentó al trámite de salida en dicho puesto.

Morales presentó su pasaporte en ventanilla al oficial de Migración.
Al realizar el control migratorio, el sistema reportó una alerta de Interpol, por ser requerido  por el presunto delito de abuso sexual contra una persona menor de edad.
Se realizaron las consultas y coordinaciones respectivas con la autoridad judicial  por lo que Morales  fue puesto a las órdenes de dichas autoridades, confirmó Stephen Madden, subdirector de la Policía profesional de Migración.

Rumbo a San José

El religioso iba a  trasladado hasta San José, donde se le tomará la declaración indagatoria, añadió.

Posteriormente, dijo, se valorará la solicitud de medidas cautelares.

La Curia Metropolitana confirmó que existe una denuncia canónica contra dicho sacerdote.

La supuesta víctima es de apellido Arguedas y denunció haber  sufrido los hechos cuando tenía 17 años en la capilla del Perpetuo Socorro en Sabana sur. Morales era capellán en dicha iglesia.

La denuncia canónica fue interpuesta en mayo 2013.

El caso fue elevado a la Santa Sede.

Dicho religioso tras este caso quedó sin responsabilidades parroquiales.

Su caso fue dado a conocer el 12 de marzo por el Semanario Universidad.

Según su relato, cuando denunció los hechos, un funcionario de la curia supuestamente no le dio crédito a su versión y que era carente de pruebas.

“Cuando mis papás fueron a poner la denuncia, … fue el que los atendió. Él tomó las anotaciones y dijo que iba a hacer todo lo posible por investigar el caso. Cuando me tomó las declaraciones a mí, me dijo que si yo ponía la denuncia en el Poder Judicial iba a salir en la Extra y en todos los periódicos, que yo iba a salir perjudicado. Me dijo que hacía lo correcto yendo a la corte eclesiástica. Cuando terminé de dar el relato, me dijo que no era muy creíble y que no había muchas pruebas del caso, que iban a durar mucho y que no había una prueba en concreto que certificara que el abuso fuera real. En resumen, él no me creyó, tomó el relato y ya. Me dijeron que como ya era mayor de edad, no se podía hacer mucho”, cita la versión del semanario.

Con este caso son tres los sacerdotes involucrados en recientes semanas en presuntos abusos.

Uno de apellido Víquez tiene orden de captura internacional y las autoridades presumen está en México.

Otro de apellido Guevara fue arrestado en Heredia, fungía en la parroquia de Santo Domingo de Heredia.