Edgar Fonseca, editor/Foto diario La Prensa, Managua

El dictador nicaragüense, Daniel Ortega, es una persona enferma, que si antes no aparecía con frecuencia en público, menos ahora que forma parte de la población vulnerable al coronavirus con 74 años de edad, denunciaron este martes sectores opositores, destaca el diario La Prensa de Managua.

Aunque se supone que Daniel Ortega es el Presidente de Nicaragua, su presencia prácticamente ha sido nula durante la crisis por la pandemia del nuevo coronavirus (Covid-19), debido a los reportes de incremento de  casos en la región centroamericana y los dos anunciados oficialmente hasta ahora en el país, añade el diario.

Ortega –agrega dicho medio– no ha dedicado ni un solo mensaje o información al pueblo sobre el tema del coronavirus, y la única gestión y última comparecencia conocida fue a través de los medios de comunicación de su propaganda, el pasado 12 de marzo, durante la reunión virtual extraordinaria de Jefes de Estado y de Gobierno del Sistema de Integración CentroameriCano (SICA), en la que se emitió una declaración con recomendaciones a los estados miembros y órganos del SICA, para actuar frente a la pandemia. En esta reunión participaron representantes de la Organización Panamericana Salud (OPS).

La esposa de Ortega y vicepresidenta del país, Rosario Murillo, es la única voz autorizada para dar la primicia de los casos de Covid-19, y algunos detalles. Después, los funcionarios del Ministerio de Salud son trasmitidos uno y otra vez por los medios oficialistas, repitiendo lo mismo que dijo Murillo, enfatiza La Prensa.

Ortega vive en una burbuja

Guillermo Incer Medina, miembro del Consejo Político de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), dijo que la ausencia de Ortega ya es una característica de su forma de gobernar el país, por eso no ve con asombro que no haya dado la cara en estos momentos críticos del país.

Ver: diario LaPrensa, Managua