Edgar Fonseca, editor/Imagen ilustrativa BBC Mundo

La pandemia del coronavirus cobró la noche del jueves la segunda muerte de un adulto mayor de 87 años que se encontraba internado en el hospital de Alajuela, en momentos en que las autoridades mostraron alarma por el acelerado crecimiento de los casos de contagios con 89 registrados hasta ayer.

El segundo deceso lo confirmó el ministerio de Salud avanzada la noiche de jueves.

Esta noche se registra un nuevo fallecimiento de paciente confirmado por COVID-19. Se trata de un hombre de 87 años de edad, que se encontraba ingresado en el Hospital de Alajuela. El paciente, además de ser adulto mayor, tenía un antecedente de origen vascular, citó el informe oficial.

Se trata del segundo fallecimiento de un adulto mayor de esa misma edad entre miércoles y jueves en dicho hospital epicentro del mayor foco de contagio en lo que va de la crisis originado ,según las autoridades sanitarias, en un médico especialista que viajó a Panamá a fines de febrero y luego regresó con síntomas del coronavirus. Dicho médico sigue hospitalizado.

El Ministerio de Salud reiteró el riesgo que enfrentan los adultos mayores ante el COVID-19 e insiste en la protección de este grupo vulnerable.

———————————————————————————————————————-

89 casos de contagios; centros comerciales a 50% de su capacidad y cierran cines y teatros en fin de semana

Ante el acelerado crecimiento de los casos de coronavirus en el país, 89 hasta este jueves, el gobierno anunció mayores restricciones: los centros comerciales deberán operar a un 50% de su capacidad y deben cerrar cines y teatros.

De miércoles a jueves la cifra de contagios creció en 20 casos, lo que genera gran preocupación a las autoridades.

El ministro de Salud, Daniel Salas, adelantó que las actividades masivas quedan suspendidas hasta setiembre ante el riesgo que la ola de la pandemia abarque de ocho a 12 semanas.

Salas destacó setiembre como el mes “en que podemos ir retomando la vida como la hemos conocido”.

“Depende mucho de la respuesta de la población, puede ser que termine antes pero no tenemos certeza”, afirmó.

Dijo que no se trata una fecha exacta, pero para entonces “podemos empezar a retomar actividades”.

Las autoridades también hicieron un llamado a los nicaragüenses residentes en el país a desistir de salidas masivas en los días santos.

-También descartaron llegar a medidas extremas similares a un “toque de queda” figura aplicada en otras naciones pero sin fundamento en nuestro ordenamiento jurídico.

La higiene es decisiva

Ante la gravedad de los acontecimientos, Salas insistió en urgir a los ciudadanos ser estrictos con las medidas de higiene.

“Este virus se transmite fácilmente”, aseguró.

“No vayan a lugares públicos y si van no se toquen la cara, lávense las manos, no se saluden de mano y beso”, pidió.

“Son medidas –dijo– que van a salvar vidas para que los apliquen, seamos más inteligentes no esperemos que la muerte llegue tan cerca para actuar”.

“Para el escenario que podamos tener es decisivo lo que hagamos en los próximos días”, advirtió.

“Esperamos no llegar a ese escenario donde tengamos que decidir a quien tengamos que poner respirador”, sostuvo Salas.

Virus en seis provincias y 23 cantones

Con las cifras proporcionadas por el ministro Salas este jueves, el coronavirus aparece ya en 23 cantones y seis provincias al registrarse un caso en Limón. Sigue sin detectarse ningún caso en Puntarenas.

De los afectados hay 81 ticos y 8 foráneos. Del total 51 son hombre y 36 mujeres. Cinco de ellos permanecen hospitalizados. Sus edades van de 2 a 87 años.

Cinco están en hospitales, dos en cuidados intensivos.