Edgar Fonseca, editor/Foto diario La Prensa, Ciudad Panamá

Al menos 17 migrantes de los casi 2 mil que Panamá pretende expulsar a Costa Rica están contagiados de coronavirus, confirmaron autoridades de dicho país, según el diario La Prensa de Ciudad, Panamá.

Se trata de 1.991 migrantes retenidos en un albergue en la comunidad de La Peñita, en Metetí, Darién.

La versión la dieron autoridades del Servicio Nacional de Fronteras (Senafront) y del Ministerio de Salud (Minsa).

Panamá dispuso movilizar dichos migrantes a un albergue en la frontera con Costa Rica pero el diario citó el domingo a un funcionario que dice que, por ahora, no lo harán.

En San José, un portavoz de seguridad dijo la noche del domingo que están a la “expectativa” de lo que decida Panamá. “Eso lo decidirá Migración”, añadió la fuente.

Costa Rica cerró sus fronteras con Nicaragua y Panamá desde el 18 de marzo.

Por ahora no los envían a frontera

El viceministro denSalud, Luis Francisco Sucre, dijo que por la cuarentena ordenada por el Minsa, los migrantes no podrán ser llevados hasta la frontera con Costa Rica para seguir su viaje hacia el norte, por lo que permanecerán bajo vigilancia hasta que se supere la crisis

Sucre, detalló que durante una visita efectuada el pasado viernes a Darién se tomó la decisión de trasladar a los migrantes a un solo albergue –en donde se puede tener un mayor control de su movilidad– y, además, se hizo la toma de muestras para ubicar a los que puedan estar contagiados.

El funcionario no aclaró donde estaría dicho albergue aunque la primera versión indicaba que sería en Chiriquí, frontera con Costa Rica.

Paso cerrado

El flujo de migrantes a través de las trochas de la selva del Darién –según La Prensa– se ha detenido luego de que tanto Panamá como Colombia ordenaron el cierre de los pasos fronterizos y aumentaron los retenes policiales para frenar la expansión de la pandemia por el nuevo coronavirus.

Entre los miembros de la comisión que visitó Darién el viernes, aparte del Senafront y el Minsa, se encontraban representantes de la Cruz Roja, de la Defensoría del Pueblo y de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM, por sus siglas en inglés), informó el ministro de Seguridad, Juan Pino.

Pino informó que tras el encuentro se acordó redoblar las medidas sanitarias y la desinfección de los campamentos. Además, están en construcción las instalaciones para albergar a personas con la enfermedad.

Adultos, embarazadas, niños

Entre los migrantes que están en La Peñita –detalla el diario– hay cubanos, haitianos y ciudadanos provenientes del norte de África. En estos grupos hay mujeres embarazadas y niños que cruzaron la selva del Darién a pie, y que ahora están varados por la covid-19, agrega el diario.

Antes de la pandemia, los migrantes eran trasladados en grupos de 50 hasta la frontera con Costa Rica, ya que la mayoría expresaba su deseo de no quedarse en Panamá y seguir rumbo a Estados Unidos.

Sin embargo, ahora los traslados están paralizados y los migrantes requieren de la asistencia estatal para recibir alimentos, medicinas y tratamiento médico, agrega La Prensa.